La Rioja

Las Cuevas del Ajedrezado y el Mirador del Buitre vuelven a abrir este sábado

Ya hay fecha para poder disfrutar de dos de los tesoros más bellos de La Rioja Baja. Las Cuevas del Ajedrezado en Santa Eulalia Somera y el Mirador del Buitre en Arnedillo volverán a abrir sus puertas a partir de este próximo fin de semana.

Así, las cuevas podrán visitarse todos los domingos en tres horarios: 11.00, 12.00 y 13.00 horas. Mientras, el Mirador tendrá visitas los domingos en horario de mañana (11, 12 y 13 horas) y de tarde (16 y 17 horas).  Para poder realizar estas visitas es necesario realizar una cita previa en los teléfonos 669 567 090 y 941 394 226.

En lo que se refiere a las cuevas, algunos catedráticos de Historia Antigua hacen referencia a que fueron columbarios, es decir, osarios donde se depositaban los huesos los eremitas que vivían en las cuevas. Otros, opinan que eran utilizadas para la cría de palomas, tanto para el aprovechamiento de sus crías para carne, como para las palominas, que mezclado con paja era un excelente abono.

La realidad es que se trata de una cueva con varias características que denotan su importancia como la excelencia de dos cuevas comunicadas entre sí, la existencia de una inscripción latina que también ha sido hallada en otras cuevas de la zona, la existencia de nichos excavados en en interior desde el nivel del suelo hasta el techo formando un ajedrezado casi perfecto o las numerosas hornacinas en los alrededores que  seguramente fueron ocupados por los penitentes eremitas del momento.

Situado en el antiguo cargadero de la cantera, a 800 metros de Arnedillo. Es un centro de interpretación y observación del buitre leonado único en Europa. Desde el centro los visitantes pueden observar en directo el comportamiento de la colonia del buitre leonado y sus pollos, mediante un monitor instalado en la sala que capta las imágenes emitidas por una videocámara telecomandada situada en el roquedo.

El centro acoge una completa exposición sobre la biología de la fauna silvestre presente en la zona, con especial atención al buitre leonado. Así mismo ofrece la posibilidad de observar los diferentes hábitats de la zona mediante telescopios y prismáticos.

Subir