Salud

Más del 65 % de los mayores de 80, vacunados frente al COVID-19 en 2023

Más del 65 por ciento de la población mayor de 80 años ha recibido ya en La Rioja la vacuna adaptada frente a las subvariantes de COVID-19 de la campaña 2023-2024.

Más de 1,7 millones de personas, el 60 por ciento de la población mayor de 80 años, tiene esta vacuna, con Galicia a la cabeza de las comunidades con mayor porcentaje de esta población vacunada (77 por ciento), frente al 27 por ciento de Canarias, que ocupa el último puesto.

En un comunicado, Sanidad detalla que el informe ‘Gestión Integral de la Vacunación’ recoge datos de la campaña entre el 25 de septiembre y el 11 de diciembre de 2023, que indican que además de Galicia, la vacunación de los más mayores llega hasta el 75 por ciento en Navarra, y pasa del 65 por ciento en Castilla y León, La Rioja y País Vasco.

En cuanto a las personas de 70 a 79 años, el porcentaje de población vacunada supera el 47 por ciento, con cerca de dos millones de dosis administradas, y destacan las mismas comunidades autónomas como las más avanzadas. Además, Sanidad explica que en el corte de edad entre 60 y 69 años, el porcentaje de personas vacunadas está cerca del 28 por ciento.

Las recomendaciones de la Comisión de Salud Pública el 12 de septiembre de 2023 aconsejaban la vacunación frente a gripe y COVID-19 a las personas más vulnerables, personal sanitario y sociosanitario para reducir la morbimortalidad y el impacto de estas enfermedades sobre la capacidad de la atención sanitaria y sociosanitaria.

En este sentido, Sanidad recomienda administrar los sueros a mayores de 60 años, personas de 5 años o más internas en centros de discapacidad y residencias de mayores, así como otras personas institucionalizadas de manera prolongada y residentes en instituciones cerradas.

También se aconseja a menores de 60 años con condiciones de riesgo, embarazadas en cualquier trimestre de gestación y mujeres durante el puerperio (hasta los 6 meses tras el parto y que no se hayan vacunado durante el embarazo).

Asimismo, a personas convivientes con quienes tienen alto grado de inmunosupresión, personal de centros y establecimientos sanitarios y sociosanitarios públicos y privados, y personas que trabajan en servicios públicos esenciales.

Subir