La Rioja

Los cazadores riojanos celebran el fin de una ley “hecha desde el extremo”

Tras cinco años reclamando numerosas modificaciones e incluso su retirada, este viernes se efectuaba el deseo de los cazadores riojanos sobre la eliminación de la Ley de Protección Animal. Una derogación efectuada gracias a los votos de PP y Vox y que “responde al clamor popular”.

Así lo considera Eduardo Cornejo, presidente de la Federación Riojana de Caza, quien celebra el paso “positivo” que se ha dado, “ya que aludía a un texto dirigido a animales de compañía y mascotas, por lo que no encajaba con quienes realizamos otras actividades con los animales como puede ser la caza”. Lo que se necesita, remarca, “es una regulación para la tenencia, el cuidado y el bienestar para nuestros perros”.

A partir de ahora se abre así un proceso en el cual el Ejecutivo popular deberá desarrollar una nueva ley a nivel autonómico que ya han comunicado que comenzará con los trámites de redacción del texto en el mes de septiembre. Una normativa que se creará “para proteger de verdad a los animales”, tal como remarcaba este viernes Cristina Maiso, portavoz del Grupo Popular durante la sesión parlamentaria.

Cornejo confía en que “no se cometa el mismo error que se produjo hace cinco años cuando no se contó con todos los sectores implicados, porque se dejó fuera a veterinarios, cazadores y ganaderos. Queremos que se valore la postura todas las partes implicadas, no solo a un determinado sector, actuando sin consenso y haciendo una ley desde el extremo, por imposición”.

Entre las medidas que reflejaba el antiguo texto y que más malestar generaban entre el colectivo de cazadores era la de la esterilización. La Federación Riojana de Caza califica de “esperpento” que a un perro de caza “seleccionado por sus cualidades se le castre eliminando esa línea sucesoria en cualidades”.

E insiste en su mensaje: “No pretendemos que los perros de caza queden desprotegidos, que no lo están, a pesar de lo que dicen, porque hay una normativa nacional bajo la que se regulan estos animales y que ordena que estén microchipados y desparasitados con su cartilla sanitaria. Hemos visto cómo en otras comunidades autónomas tienen leyes regionales elaboradas consensuadamente y con textos mucho menos radicales que los que se han derogado en La Rioja, porque aquí realmente se cometió un error”.

Subir