Salud

Sí, “casi todo el mundo está con catarro”: la incidencia de gripe se duplica

La incidencia de gripe que detecta la Atención Primaria se ha duplicado en las últimas dos semanas, hasta alcanzar los 243 casos por cada cien mil habitantes, por un aumento inusual de la gripe B en niños, mientras que el COVID-19 mantiene un nivel de transmisión cinco veces menor que los virus gripales.

Según el último informe del Sistema de Vigilancia de Infección Respiratoria Aguda (SIVIRA) con datos de Atención Primaria y Hospitales, desde finales del mes de enero se está dando un repunte de la gripe por un aumento del tipo B, que afecta principalmente a menores de 15 años, sin que ello haya producido un aumento de las hospitalizaciones.

Según los expertos consultados por Efe, en términos generales, el virus de la gripe B se considera menos peligroso que la A, pero sigue suponiendo un porcentaje significativo de la incidencia general de gripe cada año, al tiempo que vaticinan que las infecciones respiratorias este año se puedan extender unos meses más de lo habitual.

Así, la incidencia en poco más de dos semanas habría pasado de poco más de 100 casos por cada cien mil habitantes a los 243 actuales, lo que ha propiciado que la incidencia del conjunto de las enfermedades respiratorias haya aumentado también hasta los 788 casos por la misma proporción de habitantes, cuando en la última semana de enero estaba en 640.

Por grupos de edad, las mayores tasas de gripe, por este repunte del tipo B, se dan en el grupo de 0-4 años, con 854 casos por cada cien mil habitantes.

Sin embargo, la tasa de hospitalización por gripe se mantiene estable en 2,1 casos por cada cien mil habitantes, pese a este aumento de la transmisión, aunque los expertos piden observar el comportamiento del virus de tipo B en las próximas semanas.

Indicadores estables

Según el informe del SIVIRA, en la segunda semana de febrero, la incidencia de covid-19 detectada por los servicios de Atención Primaria se situó en 43,8 casos por cada cien mil habitantes y es algo mayor que a finales de febrero, cuando estaba en los 26 casos a finales de enero.

Este dato, sumado otros indicadores como el de positividad por prueba, revelan que el impacto de sanitario del Sars-cov-2 sigue bajo y estable, dándose las mayores tasas de transmisión en los mayores de 64 años (52 casos).

La tasa de hospitalización sigue descendiendo y se sitúa ahora en 1 ingreso por cada cien mil habitantes, cuando a principios de enero alcanzaba los 2,2 casos. Las mayores tasas de ingreso hospitalario se observan en los mayores de 79 años (9,1).

Hoy el Ministerio de Sanidad ha actualizado el informe semanal sobre la evolución del Sars_cov_2 , que pone de manifiesto que la incidencia del virus en los mayores de 59 años sigue contenida en 53 casos por cada cien mil habitantes y los indicadores hospitalarios, normalizados desde hace meses, prosiguen descendiendo dado el menor número de hospitalizaciones.

Así, en la última semana hay 50 pacientes menos ingresados en todos los hospitales de España (1.830) lo que supone una ocupación general de camas del 1,46 por ciento y en las unidades de cuidados intensivos de 1,3 por ciento, con 117 críticos, y no se ha registrado una mayor gravedad de casos con el avance de nuevos sublinajes de ómicron.

El 45,8 por ciento de los ingresos se deben a problemas de salud que provoca la covid-19, mientras que al porcentaje restante se le ha detectado el virus pero la causa de hospitalización es otra, mientras que en las UCI la tendencia es del 57,3 por ciento.

En la última semana, las comunidades han comunicado 59 fallecidos vinculados a infección de covid-19, 119.186 desde el inicio de la pandemia.

Subir