La Rioja

Los sindicatos valoran como «excelente» la huelga del calzado

FOTO: EFE/Abel Alonso.

Veinticuatro horas de huelga del sector del calzado. Cierre casi total de las empresas arnedanas, varias concentraciones exitosas y una manifestación final en las que alrededor de dos mil personas apoyaron al sector. Los sindicatos valoran como «excelente» el paro de este jueves, secundado por la práctica totalidad de las plantillas arnedanas.

Así, detallan que en Almansa y Arnedo, el paro fue un éxito total mientras que en el resto de las comarcas zapateras el seguimiento fue menor por «la precariedad, la fuerte economía sumergida y las presiones del empresariado».

«Las principales zonas zapateras del país han estado en huelga», aseguran, destacando que «es considerable el seguimiento de la protesta para conseguir que los trabajadores y las trabajadoras no pierdan poder adquisitivo». CCOO de Industria calcula que el 75 por ciento de las plantillas secundaron el paro en el conjunto nacional. «En Arnedo y Almansa acudió a la huelga el 99 por ciento del personal. En Elche y Fuensalida las malas condiciones laborales dificultaron que se pudiera ejercer el derecho a huelga», cifra el sindicato.

Así pues, la valoración de la campaña confederal ‘Salario o Conflicto’ es positiva y los sindicatos aspiran a pactar subidas salariales y compromisos de recuperación del poder adquisitivo para los próximos años.

De esta manera, detallan que las concentraciones realizadas en La Rioja y Albacete han sido numerosas. «En la de Albacete ha acudido un millar de personas y en las dos que se convocaron en Arnedo a lo largo de la mañana ha habido 500 personas a primera hora y mil a mediodía», cifran. La de la tarde fue la más multitudinaria, con un respaldo importante de la sociedad arnedana y más de dos mil personas en las calles del municipio.

Los sindicatos siguen reclamando al empresariado del calzado que deje de llevar a la mesa de negociación propuestas que supongan una pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores. Así, se niegan a mantener una de las jornadas anuales de trabajo más altas de la industria. También siguen exigiendo que se implemente el accidente laboral más allá de los cuatro primeros meses, que se incremente el kilometraje y que se pague la flexibilidad.

Con todo, detallan que las reclamaciones siguen siendo un convenio para tres años con incrementos salariales anuales mayores a los presupuestos, una cláusula que garantice un aumento del plus de distancia, la reducción de la jornada anual en doce horas, un cien por cien a percibir desde el primer día de baja por incapacidad temporal y quitar el tope a partir del cuarto mes y el incremento de la primera y segunda hora de la flexibilidad y regulación del contrato fijo discontinuo.

Subir