El astro

Un otoño ‘bochornoso’: La Rioja sobrepasó los 30 grados en octubre

EFE/ Raquel Manzanares

El pasado mes de octubre fue el más cálido en toda la serie histórica española, cuyo inicio se remonta a 1961, con una temperatura media de 3,6 grados centígrados por encima de la media, y con un carácter seco al alcanzarse solamente dos terceras partes de las precipitaciones usuales en ese mes.

Son datos del balance climático de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) publicados este lunes. Según los mismos, octubre fue en todo el territorio nacional un mes «extremadamente cálido», con una temperatura media de 18,6 grados, superando el récord vigente desde octubre de 2017 por 0,8 grados de diferencia.

Más calor si nos fijamos, concretamente, en La Rioja donde, la media de las temperaturas máximas durante el mes de octubre, 25,8 grados, no tiene precedentes en las últimas cuatro décadas en la comunidad.

Y es que el ‘veroño’ de este año se ha alargado más de lo habitual, llegando a dejar 31,6 grados en Logroño el pasado 4 de octubre. Esta jornada fue la más calurosa del mes que ya hemos dejado atrás. Calahorra rebasó también la barrera de los 30, al igual que Nájera. Varios municipios de La Rioja Baja vieron cómo sus termómetros marcaban los 29 grados, al igual que Haro o Santo Domingo. Incluso las zonas donde los mercurios suelen congelarse antes de tiempo, se derritieron: En Yerga alcanzaron los 26 y en Villoslada, San Román o Santa Marina rondaron los 24 grados.

A su vez, la temperatura de 3,6 grados centígrados por encima de la media hace de octubre el mes «más anómalamente cálido en España de toda la serie», igualando a mayo de 1964 y sumándose a los siete meses de toda la serie histórica que han tenido una media de temperatura de 3 grados o más por encima de lo normal.

De estos siete meses históricos, cinco han sido registrados desde 2011 y cuatro desde 2017 (junio de 2017, febrero de 2020, mayo de 2022 y octubre de 2022), según la Aemet.

Se registraron anomalías térmicas en torno a 4 grados por encima de lo normal «en amplias zonas de Cantabria, País Vasco, Navarra, La Rioja, Aragón, interior de Cataluña, mitad este de Castilla y León, Extremadura, Castilla-La Mancha y Andalucía oriental», llegando a alcanzarse valores superiores a los cinco grados de diferencia «en algunos puntos de estas regiones».

En el resto de la Península, las anomalías se situaron en torno a los 3 grados, salvo en algunas zonas costeras de Galicia y del sureste peninsular», donde alcanzaron valores cercanos a los 2 grados.

En Baleares las anomalías térmicas se situaron entre 2-3 grados, mientras que en Canarias tomaron valores comprendidos entre 0 y 2 grados centígrados. Las estaciones principales de Melilla y Granada/aeropuerto, con 36,8 y 35,3 grados centígrados, registraron su temperatura más alta en un mes de octubre desde el comienzo de sus respectivas series.

Además, la temperatura mínima fue la más alta de la serie histórica de octubre en diez estaciones, destacando los 25,5 grados registrados en Santander/aeropuerto el día 27, puesto que «se trató de la noche más cálida en este observatorio para todo el año desde que se inició la serie en 1961».

En cuanto a las lluvias, octubre de 2022 fue el decimonoveno más seco desde el comienzo de la serie en 1961, con un nivel de precipitación media sobre la España peninsular de 52 litros por metro cuadrado, un 68 por cierto del valor normal del periodo de referencia 1981-2010.

La Aemet asegura que octubre fue «normal o húmedo» en el tercio oeste de la Península y en la mayor parte de Baleares; por el contrario, en el resto de la Península y el archipiélago canario resultó «entre seco y muy seco», mientras que en la mitad oeste de la isla de Mallorca «tuvo carácter muy seco».

Los observatorios gallegos fueron los que mayor cantidad de lluvia recogieron, destacando los 312 litros por metro cuadrado acumulados en Vigo/aeropuerto, los 290 de Pontevedra, los 214 de Santiago/aeropuerto y los 199 de Lugo/aeropuerto.

El récord del mes en lluvias diarias correspondió a Menorca/aeropuerto, que registró 86 litros por metro cuadrado el día 7 de octubre, siendo su valor más alto de precipitación diaria desde el comienzo de la serie en 1965; por detrás se sitúan Lugo/aeropuerto, que registró 53 litros por metro cuadrado el día 26, y Pontevedra, con 52 litros por metro cuadrado el 28.

Subir