Deportes

Los 116 monitores de Logroño Deporte hacen piña ante el nuevo curso

El concejal de Deportes, Rubén Antoñanzas, ha mantenido este jueves el habitual encuentro con los instructores que impartirán las actividades de Logroño Deporte durante la próxima temporada. La reunión se ha celebrado en la nueva Sala de Actividades de Pradoviejo, con cerca de medio centenar de monitores, en representación de los 116 que componen tanto la plantilla de la empresa de servicios Ebone como los que proceden de las distintas federaciones deportivas.

Antoñanzas les ha agradecido su «profesionalidad, esfuerzo y amabilidad; tres características que consiguen que nuestros servicios deportivos sean unos de los más valorados por los logroñeses».

«Vosotros sois el principal nexo de unión entre Logroño Deporte y los más de 50.000 abonados y usuarios con que contamos. La mayoría, en un momento u otro han realizado un curso con nosotros y son miles los que repiten año tras año. Los logroñeses siguen confiando en Logroño Deporte para mantenerse en forma y ese alto grado de fidelización os lo debemos en buena parte a vosotros».

Este año, además, se ha notado un importante incremento en las inscripciones, superando ya el 70 por ciento de ocupación de plazas, por encima de los ratios alcanzados en la temporada 2019-2020 (65,5 por ciento), previa a la pandemia.

«Seguimos subiendo en valoración y también en demanda de actividades. Eso quiere decir que lo estamos haciendo bien y, por tanto, que estamos contribuyendo de forma efectiva a tener una sociedad más sana, una tercera edad en mejor forma física y una infancia más concienciada con la importancia del deporte. Son dos colectivos, junto a las personas con otras capacidades, a los que prestamos mucha dedicación, por lo que debemos estar muy satisfechos con el resultado que estamos consiguiendo», ha señalado Antoñanzas.

Estos 116 profesionales dirigirán ya a partir de la próxima semana 185 actividades diferentes, organizadas en 772 grupos. De ellos 60 son mujeres y 56 hombres, en una proporción que con el paso de los años va decantando el balance por un mayor número de instructoras femeninas. Es una plantilla muy estable, la gran mayoría de los que la componen llevan años de vinculación a Logroño Deporte. Alguno de ellos imparte clases desde 2005, pero además hay casos de deportistas que están al frente de determinadas actividades municipales desde principios de los años 90, antes de crearse Logroño Deporte.

Las actividades están dirigidas a alumnos desde 12 meses a los 100 años. Una amplia franja de edad que tiene su correspondencia entre también la gran variedad de monitores. Así, el más joven tiene 20 años y los más longevos, un instructor de una federación deportiva que aún imparte sus enseñanzas con 82 años y otra instructora de 67 años.

Todos los monitores tienen una formación genérica deportiva de grados, maestros y técnicos profesionales que se concreta después en cada una de las disciplinas que enseñan. En este sentido, Antoñanzas ha reconocido la capacidad de formación continua que demuestran, «estando siempre preparados para ir incorporando novedades y ofrecer a los alumnos aquello que nos van demandando».

La reunión ha concluido con un vídeo en el que varios monitores relatan cuál es su trabajo y las experiencias que viven con sus alumnos. Es uno de los capítulos del canal ‘Conócenos’ que Logroño Deporte mantiene en su web, presentando distintos aspectos de la empresa.

Subir