Entrevista

García espera “más chispa” parlamentaria en el último tramo de la legislatura

FOTO: EFE/ Abel Alonso.

Rebeca Palacios.- El presidente del Parlamento de La Rioja, Jesús María García, ha asegurado a Efe que prevé que la recta final de la legislatura sea “bastante ajetreada” en la Cámara, que ha logrado, en estos tres últimos años, acercarla a la ciudadanía, profesionalizarla y divulgar su funcionamiento.

A nueve meses del final de la legislatura, ha confiado en que haya tiempo para finalizar la aprobación de las leyes pendientes o las nuevas que puedan entrar en la Cámara regional, donde ya se han aprobado en este mandato 12 leyes y están en tramitación otras 8 normas autonómicas.

Por ello, prevé una recta final “bastante ajetreada”, tras la reciente presentación de los proyectos de ley de igualdad efectiva de mujeres y hombres de La Rioja; cambio climático; diversidad y patrimonio natural; que se suman a otras ya más avanzados, como los de accesibilidad universal; familias monoparentales; y juventud.

Además, ha precisado, está pendiente de debatir y aprobar en el pleno la ley contra la violencia de género de La Rioja, que se prevé incluir en el orden del día del próximo jueves, en el que también habrá preguntas orales a la presidenta del Gobierno riojano, Concha Andreu.

FOTO: EFE/Abel Alonso.

“En legislaturas anteriores, con mayorías absolutas del PP, era muy fácil tramitar una ley. En el mandato actual ha sido necesario poner de acuerdo a partidos de diferente signo, lo que dificulta el número de iniciativas que se pueden sacar adelante”, ha reflexionado.

Así, ha recordado que anteriormente no comparecían expertos propuestos por los grupos parlamentarios durante la tramitación de las leyes, por lo que ha defendido que las normas de esta legislatura van a estar “más trabajadas y mejor empastadas” gracias a sus contribuciones.

Discursos “grandilocuentes”

Con la cita electoral de mayo de 2023 muy presente en el horizonte político, García prevé un otoño intenso en cuanto al trabajo parlamentario, con intervenciones de los diputados “con más chispa” y “discursos grandilocuentes” para trasladar los mensajes desde la tribuna.

“Aunque cada partido maneja sus tiempos, el tramo final de la legislatura suele ser para confrontar ideas y el Parlamento es uno de los escaparates”, ha constatado.

FOTO: EFE/Abel Alonso.

De cara a las autonómicas del próximo año, el PSOE es el único partido que ha confirmado a su candidata, ya que repetirá como número uno la presidenta del Gobierno riojano, Concha Andreu; y, cuando el resto de formaciones políticas tengan sus propios candidatos, “harán un esfuerzo en hacer propuestas y marcar territorio” desde la Cámara regional.

En este sentido, ha pedido a los parlamentarios que conserven la “dinámica de normalidad absoluta” con la que se han desarrollado las sesiones durante estos tres últimos años, en los que ha reconocido que no ha tenido “grandes dificultades” para manejar los debates en los plenos.

“El único problema que me encuentro en los plenos es cuando se interrumpe al diputado que habla en la tribuna. Es algo molesto porque el orador lleva preparado su discurso y sus argumentos y se le saca del hilo con las interrupciones”, ha explicado.

Sin embargo, ha reconocido que no le molesta que los parlamentarios aludan a temas de actualidad o a asuntos que se han abordado previamente en el pleno, “siempre dentro de un orden”, porque considera “muy violento no dejar hablar a un diputado de lo que considere, cuando es quien representa a los ciudadanos”.

El COVID se lo ha comido todo

García no duda en reconocer que esta legislatura ha estado totalmente condicionada por las “dificultades” provocadas por la pandemia de COVID-19, que “se lo ha comido todo”.

A pesar de las restricciones y condiciones impuestas por el coronavirus, ha dicho que ha conseguido algunos de los objetivos que se planteó cuando accedió al cargo, como divulgar el 40 aniversario del Estatuto de Autonomía de La Rioja y abrir la Cámara regional al público con exposiciones de pintura, actuaciones musicales y teatro…, “con dos años de espacios públicos cerrados a cal y canto”.

Subir