Empresas

Exclusividad, asesoramiento y naturalidad: los secretos de La Pelu de Lore

Encontrar al estilista adecuado puede resultar una tarea difícil. Lorena Hermosilla lo sabe, pero la pasión por su trabajo, la vocación y el hacer día a día lo que siempre ha soñado le ha dado un empujón para abrir su negocio: La Pelu de Lore. Un nuevo centro ubicado en la calle Pérez Galdós, 6, que ha abierto sus puertas esta misma semana.

«Toda mi vida supe que quería ser peluquera. Empecé con 14 años y después de los años me sigue encantando y apasionando mi trabajo, si cabe, cada vez más». Lorena explica que el trato con la gente y la oportunidad de «hacerles un poquito más feliz y que salgan de aquí con una sonrisa» es una de sus máximas.

Porque la peluquería no sólo se trata de cortar las puntas y teñir el cabello, sino de estar actualizado en las últimas técnicas de peluquería y en los últimos lanzamientos en cosmética del cabello. Y en eso, Lorena, es especialista. Los clientes que lleguen a la Pelu de Lore, tanto hombres como mujeres, se van a encontrar con los tratamientos más exclusivos.

Entre ellos destaca la radiofrecuencia, una de las opciones no quirúrgicas más eficaces para combatir la pérdida de cabello. Además, con este tratamiento «atacamos todo tipo de problemas capilares, desde picores, caspa, caída… Te regenera todo el cuero cabelludo y te engrosa el pelo de una manera cien por cien efectiva».

Además, en este centro también se utiliza el bótox capilar, «un tratamiento totalmente natural que hidrata el cabello, devolviéndole su brillo natural y regenerando los daños ocasionados por productos químicos que maltratan y resecan el pelo».

Otra novedad que presenta La Pelu de Lore es la versión de los tratamientos alisadores, vegana y natural que más de moda está entre las estrellas: la biopolimerización. Este método es un nuevo concepto de cosmética capilar que permite recuperar la elasticidad y juventud del cabello, eliminar el encrespado, alisar la melena o definir el rizo. «Reconstruye la fibra capilar y la rellena, haciendo que el pelo se rompa menos y reduciendo el tiempo de peinado».

Partiendo de la premisa del bienestar del cliente y de la idea de «cuidarles y hacer que se sientan bien», Lorena apuesta siempre por la sinceridad y un buen asesoramiento. «Pueden llegar a la peluquería queriendo el corte o el color de moda, pero si sé que no les va a quedar bien se lo explico y, a través de fotos y ejemplos les aconsejo de lo que mejor les puede ir».

Y es que esta profesional, nada más entrar por la puerta de la peluquería visualiza al cliente y lleva a cabo en su cabeza el denominado visagismo, un estudio del tipo de rostro, cuerpo, facciones, tonos de piel… para diseñar un look que realce las cualidades naturales de la persona a través del corte de pelo, tinte, peinado y maquillaje.

Porque Lorena también está especializada en maquillaje, sobre todo de novias y eventos. ¿Su secreto? la naturalidad. «No me gusta disfrazar a la gente, sino que vayan naturales». Misma filosofía que tiene a la hora de teñir el pelo. «Estoy especializada en colorimetría y me gusta mucho jugar con el color, siempre personalizándolo».

Lorena tiene claro que su peluquería no es solo «llegar, cortarse e irse, sino un lugar donde cuidamos y mimamos a los clientes y a su cabello, haciendo que se relajen y salgan felices».

Subir