La Rioja

La industria de la construcción impulsa el ahorro energético en La Rioja

La autosuficiencia energética para promociones de vivienda sin conexión a la red y comunicaciones electrónicas certificadas para ahorrar costes, y la simplificación en los trámites de los proyectos constructivos, son los dos proyectos que impulsa el clúster riojano de la industria de la Construcción, ARIC, con cinco empresas del gremio, dentro de la convocatoria «Retos» del Gobierno de La Rioja.

Los proyectos se denominan Off-the-grid y Block4value y las empresas participantes son Construcciones Zorzano, Ecotelia, JAD arquitectos, Entaina y Aransa, según la información facilitada por el clúster. Se trata de dos proyectos de eficiencia energética y de tecnología Blockchain, que buscan la modernización de los diferentes procesos de la actividad constructiva a través de la implantación de sistemas tecnológicos, con el fin de poder implementarlos posteriormente en el sector y mejorar su competitividad y sostenibilidad.

En el proyecto «Off The Grid -OTG» participan las empresas Zorzano y Ecotelia y consiste en una solución energética tipo para la creación de promociones de viviendas Passivhaus (de consumo energético nulo o casi nulo), sin conexión a la red y con abastecimiento energético colectivo.

Esta iniciativa está pensada para aquellos emplazamientos que no pueden conectarse a la red eléctrica o quieren abastecerse únicamente de energías renovables, como sucede en muchos núcleos rurales riojanos y con la que se pretende cubrir tanto necesidades eléctricas, como térmicas de las edificaciones del ámbito de actuación, mediante el suministro, de forma colectiva, de energía eléctrica y agua caliente y sanitaria a los edificios.

La solución integral que se propone en el proyecto incluye un sistema combinado con tecnología fotovoltaica, microcogeneración, grupo electrógeno y sistema de baterías. Con esta solución energética global de edificio y renovables se busca abastecer viviendas adosadas o en bloque sin la necesidad de contratar una tarifa eléctrica.

El marco del proyecto son las políticas de cambio climático europeas y la mayor conciencia medioambiental y social.
El proyecto también pretende que permita una replicabilidad posible y existan posibilidades de adaptación a usos no residenciales como el turístico. Por su parte, el proyecto ‘Blockchain for value chain’ consiste en una prueba piloto de implantación de comunicaciones electrónicas certificadas con Blockchain en agentes de la cadena de valor del proceso constructivo.

El objetivo general es simplificar la complejidad de la transferencia y gestión de comunicación certificada, legal o de posible uso legal en el ámbito de los proyectos y obras de construcción, para lo que se propone la prueba piloto de un sistema de comunicaciones certificadas online utilizando la tecnología Blockchain, que permite eliminar intermediarios y almacenar las transacciones de manera segura.

Los principales beneficios que se esperan de este proyecto son el ahorro de costes derivado de la reducción de comunicaciones más tradicionales, como el burofax y la transparencia y seguridad digitaly legal gracias a la evidencia digital que no puede ser editada y/o eliminada.

La intervención de tantos agentes en la cadena de valor; la responsabilidad de cada uno; la dependencia entre empresas y el interés de todos por la finalización del proyecto son los factores que dan lugar a esta necesidad de un sistema de coordinación de firmas, que conseguirá agilizar el proceso administrativo para la empresa de contratos firmados en papel de uno en uno, tal y como se hace en la actualidad, y la oportunidad de guardar una prueba de cuándo ha firmado cada participante.

ARIC tiene entre sus objetivos principales la sostenibilidad del sector para mejorar su competitividad a través de la innovación y proyectos como los citados, que han sido impulsados y coordinados por el propio clúster, son «claves para el logro de sus objetivos y los de todo el sector», detalla en su comunicado, en el que también precisa que, gracias a las certificaciones y especialización de sus socios, la asociación innovadora riojana es una referencia nacional en el ámbito del Passivahaus.

El estándar Passive House o Passivhaus es el sistema de construcción de edificios de consumo energético nulo o casi nulo; se desarrolla en edificios nuevos y ya existentes y sus principales beneficios son el alto nivel de calidad por los exigente requerimientos técnicos solicitados y el beneficio económico procedente de la reducción dela factura energética por el bajo consumo obtenido.

Subir