El Rioja

«Más de la mitad de viticultores de Rioja perdieron dinero en 2021»

ARAG-ASAJA ha afirmado este martes que se ha demostrado que «la mayoría de los viticultores de Rioja perdió dinero la pasada campaña, pese a haber ofrecido una nueva campaña con uva de gran calidad».

En una nota, ha indicado que eso se ha constatado tras conocerse los datos de la Consejería de Agricultura del Gobierno de La Rioja en su boletín semanal de precios agrarios, que demuestran que «más del 50 % de la uva se vendió en 2021 por debajo de los costes de producción medios de la pasada campaña».

Según esos datos, el coste de producción medio de uva tinta de una viña en vaso en 2021 fue de 4.104,89 euros por hectárea o 67,14 euros por 100 kilos; y en uva blanca, de 4.434,13 o 53,85, respectivamente.

Esta organización agraria ha recordado que, en 2021, «aunque los costes de producción bajaron ligeramente con respecto a 2020, la rentabilidad obtenida si se analiza el precio medio de venta y el coste medio, sigue siendo muy baja».

Ha reiterado su solicitud a las Administraciones Públicas para que se impliquen y velen por la efectividad y el cumplimiento de la ley de la cadena alimentaria durante la próxima vendimia.

También ha pedido al sector vitivinícola que «reflexione» en función de los datos aportados por la Consejería de Agricultura y ha advertido de que en «esta vendimia, con unos incrementos de costes que van a ser superiores, no hay excusas para que los precios mejoren».

En la misma línea, UAGR-COAG lamenta que «más de la mitad de la uva se vendió sin rentabilidad para los viticultores riojanos», al tiempo que subraya que la Consejería no incluye en sus estudios «las horas que el viticultor realiza en conceptos de gestión burocrática, supervisión de las parcelas, compra y traslado de fertilizantes y fitosanitarios… Tareas, todas ellas, que ocupan gran parte de la jornada laboral de los agricultores y que sin duda elevarían la cifra del coste de producción, acercándose más a la realidad».

La UAGR también solicita que este coste de producción se publique al finalizar la campaña, para que este estudio sea de utilidad para los viticultores.

Por último, la Unión reclama a las bodegas «que se comprometan a pagar las uvas claramente por encima de lo que cuesta producirlas, máxime en esta campaña marcada por un gran aumento del precio de todos los productos que emplean los viticultores para cuidar las uvas, a lo que hay que añadir un recorte de los rendimientos permitidos en la DOC Rioja y una más que posible merma de la producción debido a las olas de calor que las viñas están sufriendo durante 2022».

Subir