Deportes

Playoff a ciegas: comprar entradas sin saber dónde se juega

UD Logroñés - Badajoz | Foto: Edu del Campo

La alegría de los aficionados de la UD Logroñés por clasificarse para el playoff a Segunda choca con el enfado hacia la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) por la organización de la fase de ascenso. A falta de seis días para la disputa de la semifinal contra el Villareal B (domingo a las 18 horas), la única certeza que tienen los seguidores blanquirrojos es que el encuentro se disputará en Galicia.

Para que el cabreo sea aún mayor, la RFEF obliga a adquirir las entradas antes de las 19 horas de este lunes. ¡Sin conocer la sede! Hay tres disponibles que se ‘adjudicarán’ según las solicitudes de entradas que realicen los clubes: una en La Coruña en el estadio de Riazor, otra en Vigo en Balaidos y otra en Ferrol en el estadio de A Malata. Se da la ‘casualidad’ de que tanto el Deportivo como el Racing de Ferrol podrían jugar como locales.

«A los efectos de necesidades de aforo de cada partido se tendrá en cuenta el sumatorio de las entradas que hayan solicitado cada uno de los dos contendientes de cada una de las cuatro semifinales previstas», explicaba la entidad presidida por Luis Rubiales. Los comentarios al respecto en las redes sociales son continuos.

Al desconocimiento de emplazamiento también se une el horario designado. No parece un domingo por la tarde el mejor momento para acudir a un partido de fútbol a más de seiscientos kilómetros de casa, regresando a Logroño bien entrada la madrugada. De hecho, todos los equipos que disputan el playoff se encuentran a varias de horas de viaje (Villarreal, Albacete, Tarragona, Linares y Rayo Majadahonda) salvo los gallegos. En la puerta de casa.

Porque la «sede única» parece que ha llegado para quedarse. No habrá fiestas en los estadios de los equipos con gradas llenas. No habrá corteos de camino al fútbol. No habrá día de partido en Logroño, aunque se trabaja para realizar una ‘fan zone’ con una pantalla gigante para congregar al mayor número de aficionados posible. A falta de desplazamiento masivo, solución intermedia en casa.

Subir