La Rioja

La AECC pide que no se pueda fumar en El Espolón de Logroño

En España todas las personas deberían tener las mismas oportunidades para prevenir el cáncer y no es así. Para corregir esta situación, facilitar la adopción de hábitos de vida saludable y poner freno al impacto del tabaco, sobre todo en los menores, la Asociación Española Contra el Cáncer lanza una campaña de movilización social en todo el país.

El objetivo es liberar espacios emblemáticos del humo del tabaco como el paseo del Espolón de Logroño, el parque de El Retiro en Madrid, la Plaza Mayor de Salamanca, la Ciudad de las Artes de Valencia o las Lagunas de Ruidera en Ciudad Real. Esta campaña recabará firmas de la ciudadanía que posteriormente se presentarán a los distintos ayuntamientos y que servirán también para reclamar la ampliación de la actual Ley Antitabaco y conseguir que, en el año 2030, en línea con la Unión Europea, haya la primera generación libre del humo del tabaco.

El presidente de la Asociación Española Contra el Cáncer es claro ya que «necesitamos desnormalizar el consumo del tabaco, lo tenemos tan normalizado que incluso este producto cancerígeno es parte de la cesta de la compra del IPC. Modificar esta situación pasa, entre otras medidas, por ampliar los espacios libres de humo y que en terrazas, playas o piscinas nadie se vea obligado a respirar humo de tabaco. No podemos olvidar que el 72% de los menores de 12 años están expuestos al humo del tabaco, el 43% de ellos en espacios públicos, y respiran más de 70 sustancias cancerígenas».

El tabaco mata y su humo, también

El consumo de tabaco es la primera causa de muerte prevenible. Cada año, en el mundo, fallecen más de 8 millones de personas a causa del tabaco de las cuales 7 millones lo han hecho por consumo directo y alrededor de 1,5 millones no se habían encendido un cigarro. Sólo en España, el tabaco mata cada año a más de 50.000 personas siendo el responsable del 30% de todos los casos de cáncer y de hasta 20 tipos distintos como el del pulmón, laringe, páncreas, vejiga, esófago o hígado.

La relación directa entre consumo de tabaco y cáncer está más que asumida por la sociedad, pero ¿qué pasa con el humo del tabaco? La población no percibe el riesgo de desarrollar cáncer cuando inhalas este humo tóxico. Sin embargo, está demostrado que este humo provoca cáncer ya que contiene más de 70 sustancias cancerígenas.

Y no, el humo no se esfuma al aire libre. En el 100% de los espacios públicos donde hay menores hay restos de humo de tabaco perjudiciales para la salud como, por ejemplo, en el 95 por ciento de las terrazas, en el 46 % de los accesos a los centros escolares o en el 43 % de los parques infantiles. Un último dato: una colilla apagada continúa desprendiendo un 14 % de nicotina durante al menos 24 horas.

Los menores, indefensos frente al humo del tabaco

Los menores de 12 años son una población muy vulnerable y están indefensos frente al humo del tabaco. El 72 % están expuestos a este humo, de los cuales el 43 por ciento lo está en espacios públicos, ya que 9 de cada 10 fumadores fuma delante de ellos.

Las consecuencias para la salud son obvias: multiplican el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón en la edad adulta, pero en el corto plazo tienen un 50 % más otitis, un 30 por ciento más de infecciones respiratorias y un 20 % más de crisis asmáticas. Ampliar los espacios libres de humo es proteger su derecho a no enfermar y desnormalizar el consumo de tabaco, la segunda sustancia tóxica más consumida entre los 14 y los 18 años.

Una campaña para movilizar a la sociedad

Hasta 44 espacios emblemáticos podrían verse libres de humo de tabaco con el apoyo social. El paseo del Espolón de Logroño, El Retiro en Madrid, la plaza de Zocodover en Toledo, las Lagunas de Ruidera en Ciudad Real, la calle Larios en Málaga, la plaza de Santa María en Jaén, la muralla de Ávila, las playas de Gijón, el parque de la Ciutadella en Barcelona, o los jardines del Alcázar en Segovia, por poner solo algunos ejemplos.

Esta campaña recabará firmas (hasta después de verano) que posteriormente se presentarán a los Ayuntamientos y que también servirán para instar al Gobierno a que acelere los plazos y que antes de que finalice el 2022 la ampliación de la Ley Antitabaco esté ya en trámite parlamentario.

El tabaquismo en La Rioja

Según datos del Observatorio del Cáncer, en La Rioja el 18,60 % de la población fuma a diario, y el 3,92 % se declara fumador ocasional. Por contrario, el 28,30 % de la población admite ser exfumador y el 48,69 por ciento se declara no fumador.

Desde la Asociación Española contra el Cáncer en La Rioja, se ofrecen cursos gratuitos para dejar de fumar. Se trata de un taller de 6 sesiones presenciales, con periodicidad semanal impartido por un psicólogo, que pretende facilitar el proceso de abandono del tabaco de una manera gradual.

Esto se consigue a través de estrategias dirigidas a romper el consumo del tabaco, haciendo hincapié en el hecho de que fumar es una conducta aprendida, y que, por tanto, puede ser controlada y modificada.

El objetivo de estos talleres es facilitar el proceso de abandono del consumo de tabaco, y favorecer el mantenimiento de la conducta abstinente, disminuyendo la probabilidad de recaídas, teniendo en cuenta que el abandono del tabaco implica un esfuerzo personal que requiere tiempo y una firme decisión.

En el año 2021 en La Rioja, se impartieron desde la Asociación 9 cursos para dejar de fumar, con un total de 113 participantes y una tasa de éxito del 62 por ciento. Estos cursos tuvieron lugar en Logroño, Nájera, Alfaro y Calahorra. Si estás interesado en dejar de fumar, o quieres informarte, puedes llamar al 941 24 44 12 o mandar un mail a [email protected]

Mesas informativas

Para concienciar a la población de la importancia de dejar de fumar, la asociación sale a la calle con sus tradicionales mesas informativas que estarán ubicadas en horario de 11 a 13 horas en:

– Hospital San Pedro. Hall de consultas externas.

– Carpa

– Universidad de La Rioja. Biblioteca.

Además, la asociación pone el foco de atención en el paseo del Espolón de Logroño, en el que el martes se creará un espacio sin humo. Durante la mañana, en horario de 11 a 13 horas se colocarán 4 mesas informativas (una en cada esquina), donde los voluntarios de la asociación repartirán folletos informativos, invitarán a los viandantes a entregar sus cigarrillos a cambio de chupachups e informarán sobre los cursos para dejar de fumar.

Con la colaboración de Asprodema se realizará ese mismo día, en horario de 11 a 13 horas, en el punto de encuentro de la Rosaleda, una representación teatral titulada ‘Juicio al Tabaco’.

Subir