La Rioja

Romero se mantiene como diputada no adscrita tras rechazarse su recurso

La consejera de Igualdad del Gobierno riojano, Raquel Romero, se mantiene como diputada no adscrita tras rechazarse este martes, con los votos del PP, Ciudadanos e IU, el recurso de reconsideración que ella presentó ante la Mesa del Parlamento y que ha sido apoyado por el PSOE.

La Mesa y Junta de Portavoces de la Cámara regional han estudiado el recurso de reconsideración que Romero presentó el pasado 2 de mayo tras la decisión de la Mesa, del 28 de abril último, de que abandonara el Grupo Mixto y declararla diputada no adscrita, una vez que fue expulsada de Podemos.

Este acuerdo de abril contó con los votos a favor del PP y de la diputada de IU, Henar Moreno, también integrada en el Grupo Mixto y que planteó esa propuesta a petición de Podemos, que expulsó a Romero y a otras cinco personas de su equipo el pasado 4 de abril por no donar al partido parte de sus sueltos.

En la reunión de este martes, el PSOE ha pedido admitir el recurso de reconsideración de Romero, aunque ha señalado que no estaba de acuerdo con la totalidad del texto.

Romero, en su recurso, al que ha accedido Efe, señala que la decisión de expulsarla del Grupo Mixto, en el que, en este momento, ejercía la portavocía, supone “un claro detrimento, cuando no impedimento”, de la posibilidad de ejercer su labor parlamentaria.

Ello se debe a que su nueva condición de diputada no adscrita conlleva limitar los tiempos y modos de intervención parlamentaria; así como la privación de los recursos humanos y materiales que establece el reglamento de la Cámara en base a un criterio de proporcionalidad. Asegura que se trata de “una resolución arbitraria, tomada a sabiendas de que la misma es injusta y contraria a la ley, con la responsabilidad que esto entraña”, por lo que pide que se revoque y se reconsidere por su “manifiesta ilegalidad”.

“Una decisión tomada en aras de intereses políticos con flagrante desprecio por la ley, que atenta contra la condición de diputada”, según Romero.

Pone como ejemplo que la vicepresidenta segunda del Gobierno de España, Yolanda Díaz, causó baja en IU en octubre de 2019, “sin que por ello haya sido expulsada de su grupo parlamentario”.

“Cabría preguntar a la proponente de esa decisión -Henar Moreno-, militante de dicha formación, si considera tránsfuga a la vicepresidenta segunda o si bien es un calificativo que asigna arbitrariamente en función de intereses políticos”, indica la diputada no adscrita.

La consejera de Igualdad señala que “es habitual en el debate parlamentario utilizar exageraciones y generalidades, pero lo que no se puede permitir, en modo alguno, es que de ellas se deriven consecuencias antijurídicas que perjudiquen la condición de un diputado o diputada, generando indefensión y perjuicio para la dignidad de la misma”.

En su recurso, defiende que la medida adoptada por la Cámara sobre su condición de diputada no adscrita “no encuentra respaldo jurídico en el Reglamento de la Cámara”, que “no contempla causa ni procedimiento alguno” de expulsión de un diputado de su grupo.

En relación a Henar Moreno, afirma que, en este caso, “se ha alzado en juez y parte al proponer y decidir en detrimento de una diputada y en beneficio propio”. Romero entiende que Moreno, vicepresidenta del Parlamento, ha presentado la propuesta y votado la misma y “tiene un interés directo en su aprobación”, dado que las limitaciones en las intervenciones y en los recursos “usurpados” por esta decisión redundan en incremento de los mismos en favor de la diputada de IU.

“Permitir que una diputada utilice su cargo en la Mesa de esta manera es, desde luego, falto de ética y de dudosa legalidad”, indica Romero en su recurso, quien cree que “Moreno, si así lo desea, puede tomar la decisión de separarse del propio grupo y pasar ella misma a la condición de no adscrita”.

Sin embargo, “de ninguna manera puede permitirse que otros miembros de la Mesa actúen en perjuicio directo de una diputada, pudiendo apreciarse mala fe en el citado acuerdo”.

Subir