La Rioja

Correos dedica dos sellos a la alubia de Anguiano y la nuez de Pedroso

Correos ha emitido una hoja bloque con dos sellos dedicados a dos de las Denominaciones de Origen Protegidas con las que cuenta La Rioja. La Alubia de Anguiano y la Nuez de Pedroso son las protagonistas de la serie anual Gastronomía dedicada a los alimentos españoles.

Uno de los sellos está dedicado a la Alubia de Anguiano. Esta singular legumbre supone una seña de identidad en toda La Rioja. La sensación que produce en boca es muy grata, suave y mantecosa. Se trata de un grano de menor tamaño y con piel menos robusta, que se agradece a la hora de cocinarlo y consumirlo. El cocinado es muy cómodo ya que se cuece antes y el grano no se rompe, aunque se pase de cocción. Es muy adaptable, ya que al ser un grano tan fino permite varias combinaciones. Este grado de calidad y todas estas características se deben al clima y suelos cascajosos típicos de esta zona de montaña. Esta DOP comprende la zona geográfica del municipio de Anguiano, con una extensión de 90,89 kilómetros cuadrados en la comarca La Sierra de la Rioja Alta.

La Nuez de Pedroso es la DOP protagonista del segundo sello. Esta nuez es la única Denominación de Origen Protegida en todo el territorio nacional. Se extiende por una gran parte del territorio riojano, por el término de Pedroso y los municipios de los valles medios altos de los ríos Najerilla y Oja y sus afluentes. Todo el proceso de la Nuez se realiza de forma artesanal. Gracias al medio geográfico, este fruto seco posee más antioxidantes, taninos y ácidos grasos omega-3. Esto es fruto del clima y del secado al aire libre, como se hacía antes, permitiendo que la nuez aguante en muy buenas condiciones hasta un año.

La filatelia promueve el conocimiento en todos sus aspectos. En este caso se centra en la difusión y reconocimiento de la riqueza del patrimonio gastronómico riojano.

Subir