La Rioja

Adela, embajadora de la suerte en Haro: «He repartido más de 2 millones»

Adela y Moisés muestran el número premiado desde sus vacaciones en Benidorm

Aunque se haya vendido íntegramente en Logroño, parte de los 100 millones de euros que han aterrizado en La Rioja de la mano del 41.665 (primer premio de la Lotería del Niño) han viajado hasta Haro de la mano de Adela Barriocanal, persona al frente del bar del Camping de Haro desde hace tres años.

En realidad Adela lleva jugando al 41.665 junto a un grupo de amigos desde que regentaba el Cesto (en la calle Lope de Vega), pero la premio a la constancia ha llegado, precisamente, en un año difícil, ya que perdió a su hermana el pasado mes de octubre, a los 51 años de edad: «El premio me lo envía ella».

En concreto, la hostelera jarrera ha repartido «unos trece o catorce décimos» del boleto premiado, lo que suponen entre 2,6 y 2,8  millones de euros. ¿Los destinatarios? «Hay gente de Haro, a la que le va a venir bien este pellizco», por lo que resume sus sensaciones al repartir tanto dinero como «un superalegrón».

Su marido, Moisés Álava, aporta la anécdota, ya que vaticinó que cantarían su número como primer premio «cuando estemos en el submarino». Se refería al viaje en Benidorm del que disfruta el matrimonio. Y así ha sido.

Subir