Empresas

Los retos del e-commerce en España para el 2022

El e-commerce estaría convirtiéndose en una de las principales herramientas de las empresas locales para batallar contra el coronavirus, siendo un canal de ventas capaz de generar beneficios incluso para el sector vitivinícola según Iñaki Gurría, CEO de JIG y coordinador ejecutivo del HUB Nacional de Digitalización y Vino.

Este crecimiento acelerado, que coloca a España entre los países que más han desarrollado este canal de comercio durante los últimos 2 años, también vendría plagado de retos que deben ser abordados por las empresas que buscan sacarle provecho a la digitalización del consumo. Estas barreras serían las siguientes:

Abastecimiento

A medida que incrementa el consumo y que las empresas se ven obligadas a atender un número mayor de clientes, el abastecimiento comienza a volverse inestable. Reportajes de prensa ya mencionan un desabastecimiento en todo tipo de mercancía durante estas navidades, así como un posible incremento en los precios.

Si bien algunos especialistas estarían hablando del “marketing de la escasez” como respuesta a porqué hay un menor abastecimiento, lo cierto es que buena parte de las marcas y cadenas serían incapaces de adaptarse a un crecimiento tan veloz en la demanda, especialmente aquellas de menor tamaño.

Precios competitivos

Aunque las campañas de descuentos han sido una de las herramientas más utilizadas por el sector privado para agilizar la reactivación, muchas empresas lo habrían estado haciendo “a pérdida”, un fenómeno inusual que no se mantendrá por mucho tiempo más.

Por eso para el 2022 las principales cadenas de tiendas se verán obligadas a optimizar sus estrategias de precios para ganar dinero en vez de generar pérdidas financieras.

Sin embargo, todavía sería posible encontrar una saturación de campañas de ofertas en el sector minorista para las fiestas actuales, con ejemplos como el del folleto de Aldi, que en conjunto con sus descuentos de 35% en alimentos frescos, también estaría ofreciendo beneficios al consumo en la compra de juguetes.

Optimización de tiendas y sitios

Debido a que buena parte del comercio se realizará a través de Internet, las empresas deben invertir en crear canales óptimos para guiar a los usuarios hasta la compra final. Esto aplicaría tanto a los sitios web como a los perfiles en redes sociales, sin importar si estos están enfocados únicamente en crear presencia de marca o generar leads.

Según Amancio Junior, cofundador y director general de Analyticalways, las tiendas virtuales deben estar optimizadas para brindar una experiencia cómoda y conveniente al consumidor, así como también contar con un soporte que brinde información de valor a todo usuario que la solicite.

Seguridad digital

Una de las principales barreras a las que se enfrentan los españoles al comprar por Internet, especialmente aquellos que superan los 40 años, es el miedo a compartir datos personales como su nombre, número de teléfono y dirección de vivienda. Con la llegada de la pandemia muchas personas comenzaron a adoptar estos canales, sin embargo, todavía existiría desconfianza.

Crear pasarelas de pago que protejan a los compradores será tarea de las marcas y tiendas, viéndose obligadas a no solo asegurar que esta información se mantenga privada, sino también a vender la idea de que la plataforma es completamente segura.

Sostenibilidad

Finalmente, la sostenibilidad sigue manteniéndose como uno de los retos pendientes del e-commerce ya que, aunque al consumirse a través de Internet es posible disminuir el uso de energía eléctrica (debido a una menor necesidad de tiendas físicas), en realidad se gasta más papel y derivados para el empaquetado, y se emiten gases tóxicos debido al aumento en el transporte.

Subir