Crisis del Coronavirus

País Vasco y Navarra analizan con La Rioja la posibilidad de aumentar las restricciones

Concha Andreu (izquierda) y María Chivite (derecha) durante una cumbre riojano-navarra

El Gobierno Vasco se ha puesto en contacto con el Gobierno de La Rioja después de que la presidenta navarra, la socialista María Chivite, haya llamado el lehendakari, Iñigo Urkullu, para analizar la posibilidad de activar restricciones comunes para hacer frente a la sexta ola de la pandemia. ¿La idea? Por ejemplo, que en caso de que alguna comunidad cierre el ocio nocturno, este no quede abierto a pocos kilómetros de distancia. O todos o ninguno.

Fuentes del Ejecutivo riojano han confirmado a Radio Rioja (Cadena SER) estas conversaciones, asegurando que «no hay nervios» en la comunidad, pero que, si se acuerdan medidas conjuntas, se analizarán en función de la presión hospitalaria. En estos momentos, el Gobierno de La Rioja insiste en que el escenario actual pasa por acelerar la vacunación y mantener las medidas de seguridad, como ya indicó este miércoles por la noche la presidenta Concha Andreu.

La consejera de Salud de Navarra, Santos Indurain, ha confirmado este jueves declaraciones a los periodistas que su ejecutivo está en conversaciones con las comunidades vecinas porque son las que tienen mayor aumento de la incidencia, las que tienen más altos los índices de transmisión.

En este sentido, fuentes de la Presidencia vasca han confirmado que Chivite ha llamado a Urkullu este jueves para trasladarle esta petición, después de que este miércoles tras la Conferencia de Presidentes el Ejecutivo de Pedro Sánchez adoptase como única medida la obligatoriedad de usar la mascarilla también en exteriores.

A partir de esta llamada de la presidenta navarra, el lehendakari, Iñigo Urkullu, ha encargado a la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, que se ponga en comunicación no solo con su homóloga navarra, sino también con las titulares de Salud del resto de autonomías del entorno: Cantabria, Castilla y León y La Rioja.

Las misma fuentes han mostrado su «sorpresa» por el hecho de que en la Conferencia de Presidentes de ayer, en la que Urkullu defendió medidas comunes en todo el Estado, como la restricción de aforos y de horarios hosteleros y comerciales, ningún otro presidente autonómico, tampoco la socialista María Chivite, se pronunciase sobre los planteamientos de Euskadi.

Subir