Crisis del Coronavirus

Los hosteleros riojanos piden que “no se les castigue” con el Pasaporte COVID

La asociación Hostelería Riojana ha reclamado este viernes un marco jurídico que facilite la actividad de la terraza, dada su importancia económica para los establecimientos y las grandes diferencias que existen al respecto entre unos territorios y otros.

Esas diferencias se evidencian en el estudio de terrazas realizado por Cremades & Calvo-Sotelo y presentado por Hostelería de España, en el que se comparan 12 ciudades europeas y 19 españolas, que desvelan la ausencia de una unicidad de criterios, ha indicado Hostelería Riojana.

Las terrazas, ha precisado, han sido uno de los fenómenos que mayor expansión han tenido con motivo del COVID y “los cambios de modelos sociales ponen de relieve que éstas han venido para quedarse”. Logroño, una de las ciudades analizadas en el estudio, ha llevado a cabo medidas para favorecer la actividad, como las autorizaciones para ampliar o instalar nuevas terrazas, la ocupación de las aceras y zonas de aparcamiento para su instalación y la peatonalización de las vías, ha recordado Hostelería Riojana.

Sin embargo, ha dicho, La Rioja es una de las nueve comunidades que mantienen la prohibición, con carácter general, de fumar en terrazas. El sector reivindica el mantenimiento de estas medidas en un horizonte temporal más alargado mientras no haya una recuperación de los negocios, en la línea de lo que sucede en algunas ciudades españolas y en la mayoría de las europeas, ha precisado.

Hostelería Riojana, entre las medidas a tener en cuenta en el necesario apoyo a la recuperación del sector, demanda amparo legal para las nuevas autorizaciones y ampliaciones de terrazas concedidas durante la pandemia. También aboga por la eliminación de las restricciones excepcionales del COVID, como la limitación de los aforos, la reducción de horarios; y “no castigar innecesariamente al sector” con obligaciones adicionales, como el control del Pasaporte COVID.

Por ello, entiende que las nuevas ordenanzas deben prever el mantenimiento de las prerrogativas administrativas de ocupación de espacio público adquiridas durante la pandemia y la reducción de las cargas burocráticas en términos de tramitación online, con la creación de un registro telemático para facilitar las consultas o reclamaciones sobre el funcionamiento de las terrazas.

Flexibilizar y mejorar la calidad normativa para adecuarla a diversos contextos económicos y políticos; incluir criterios normativos marcados por las normas de liberalización de los servicios y simplificar el procedimiento administrativo al que se ha de someter esta actividad económica son otras de sus demandas.

A ellas se suma la de defender y coordinar los intereses de los colectivos concurrentes, según este colectivo, para el que “aumentar las restricciones en hostelería desplaza el consumo a espacios menos seguros”. “Las terrazas son espacios seguros y disponen de medidas estrictas de desinfección y limpieza para prevenir el riesgo de contagio por COVID”, ha reiterado.

Subir