Crisis del Coronavirus

Hostelería Riojana pide indemnizaciones si hay nuevas restricciones

Hostelería Riojana ha expresado este miércoles su preocupación y «absoluta discrepancia» sobre la posibilidad de endurecimiento del semáforo COVID ante el aumento de contagios en el país y cree que si hay nuevas restricciones para su sector se les debería indemnizar.

Desde la patronal hostelera se considera que «no es entendible» un semáforo sanitario mucho más restrictivo que el existente hace un año, cuando en aquel contexto aún no había recursos como los test de antígenos masivos al alcance de toda la población o no estaba el 89,1 % de la población vacunada.

Creen que una vez más, «el Gobierno vuelve a situar la hostelería como el foco de los contagios», lo que supone criminalizar al sector y adoptar «medidas incomprensibles e inútiles, como la restricción por horarios» ya que «evidentemente, el virus no entiende de horarios y son otras las razones de su propagación».

Si estas restricciones acaban poniéndose en marcha, serán necesarias indemnizaciones para los hosteleros que vienen encadenando pérdidas irreparables que afectan a sus ingresos y pone en riesgo puestos de trabajo, afirman.

Además, consideran que la experiencia de hace un año demostró que la restricción en los establecimientos hosteleros avocan a un aumento del consumo en espacios privados que, tal como reconoció el Ministerio de Sanidad en sus propios informes, suponen el 15,5 % de los contagios frente al 2,9 % en bares y restaurantes.

Respecto a la implantación del Pasaporte COVID, son los gobiernos autonómicos quienes tienen la competencia de las medidas a adoptar actualmente y el sector cree que hay dificultades para implantarlo por la necesidad de personal de control en las puertas de los establecimientos, la dificultad que genera la brecha digital a determinadas edades y lo desincentivador que puede resultar para la población.

Además puede ser una «fuente de fraude» que «aún no cuenta con una regulación adecuada», consideran las empresas hosteleras riojanas, que aseguran que en muchos países europeos esa medida se ha adoptado «como incentivo de vacunación, no para la contención de la pandemia».

Subir