La Rioja

El presunto «instigador» de los disturbios solo admite haber roto un cristal

El presunto «instigador» de los disturbios solo admite haber roto un cristal

FOTO: Abel Alonso (EFE).

El principal acusado de los disturbios del 31 de octubre de 2020 en el centro de Logroño, a quien el fiscal pide 15 años y medio de cárcel como presunto «instigador», ha negado este lunes en el juicio su participación en estos hechos y solo ha reconocido que rompió un cristal de la tienda que fue saqueada.

La Audiencia Provincial de Logroño ha acogido la primera jornada del juicio que se prevé se prolongue hasta el próximo viernes, en el que ocho jóvenes se sientan en el banquillo con peticiones de la Fiscalía de penas de prisión de entre 5 y 15 años y medio, mientras que los abogados de las defensas piden su libre absolución.

El Ministerio Público exige a todos el pago de 32.711 euros por los daños que causaron en el mobiliario urbano y vehículos policiales; otros seis acusados deberán indemnizar con 8.675 euros a agentes de la Policía Nacional a los que causaron diversas lesiones; y también pide a seis de ellos que respondan con 21.600 euros por los daños que causaron en un comercio textil.

Primera jornada del juicio por los disturbios de Logroño | Foto: Abel Alonso (EFE)

Los disturbios se produjeron tras la concentración celebrada en el Paseo del Espolón de Logroño, convocada de manera informal a través de redes sociales y sin comunicación previa a la Delegación del Gobierno en La Rioja, para protestar por las restricciones en la hostelería impuestas por la covid-19, en la que participaron unas 500 personas, de las que un grupo de 20 lanzó diversos objetos a la Policía Nacional.

En su declaración, el principal acusado, quien solo ha respondido a preguntas de su abogado, ha asegurado que él no estuvo en El Espolón y solo se acercó a la tienda asaltada, donde había ya unas 40 personas, cogió un palo para golpear el cristal aunque ya estaba «todo destrozado», y ha insistido en que fue «partícipe», pero no organizó nada.

Este joven, quien se encuentra en prisión provisional desde noviembre de 2020, llegó a autolesionarse con cortes en la cara «en señal de rabia e impotencia», porque sostiene que él es «al que más están metiendo y el que menos ha hecho».

Subir