El astro

La tormenta deja un espectacular arcoíris doble en Logroño

Es un fenómeno meteorológico poco frecuente, pero si algo bueno se le puede sacar a estas tardes de lluvias y tormentas es la imagen de un arcoíris doble. Y eso es lo que, precisamente, ha ocurrido este viernes en el cielo logroñés.

Se acaba San Mateo, sí, fiestas atípicas pero que nos han sacado de la rutina. Con paraguas, también, pero se despiden con una estampa de postal. Cuando los rayos del Sol atraviesan pequeñas gotas de agua contenidas en la atmósfera, aparece este efecto óptico denominado arcoíris. Una imagen que, aunque vista mil veces, siempre nos llama la atención.

Rojo, naranja, amarillo, verde, cian, azul y violeta. Los niños se los saben de memoria, pero, cuando se produce esta espectacular figura doble, el segundo arco se vislumbra de forma más tenue y con los colores invertidos, es decir, el rojo hacia el interior y el violeta hacia el exterior.

Un claro ejemplo de que después de la tormenta siempre llega la calma.

Subir