La Rioja

El lobo, especie no cinegética en La Rioja desde este miércoles

El lobo dejará de ser especie cinegética a partir de este miércoles tras la publicación de la Orden que modifica el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (LESPRE), con el fin de incluir a todas las poblaciones de lobo ibérico (Canis lupus) de España.

Dicha Orden, publicada este martes en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y con entrada en vigor desde mañana 22 de septiembre, establece dos disposiciones adicionales: una de ellas referida a que la captura de ejemplares, fijada con anterioridad a la entrada en vigor de esta orden, podrá seguir aplicándose si cuenta con una autorización de las autoridades autonómicas.

Para ello es necesario, entre otras cuestiones, que no haya otra solución satisfactoria tal y como señala el catálogo de medidas de protección del ganado ante eventos de depredación del lobo publicado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco).

Asimismo, se deberá justificar que la medida de captura de ejemplares no afecte negativamente al estado de conservación favorable de la especie y a la existencia de perjuicios importantes para el ganado en las explotaciones afectadas.

La disposición segunda añade que la estrategia de conservación y gestión del lobo en España será aprobada por la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente, antes del 31 de diciembre de 2021, y se publicará en la página web del Ministerio para la Transición Ecológica.

Las OPA responden

«A pesar de las muchas reuniones, de los intensos diálogos, de los múltiples argumentos y de la total oposición de las Comunidades Autónomas con presencia de lobo, el Gobierno acaba de prohibir realizar ningún tipo de gestión cinegética de este depredador». La publicación en el BOE de la inclusión del lobo en el Listado de Especies Protegidas (LESPRE) ha caído como un jarro de agua fría sobre los ganaderos y sus organizaciones representativas.

Desde ASAJA, COAG y UPA han rechazado esta medida pues consideran que es ajena a los intereses de la ganadería y del medio rural. «El lobo causa graves daños al ganado, pues se alimenta de él, muy especialmente de aquellas explotaciones que practican la ganadería extensiva», indican.

«La protección del lobo es una medida tomada desde los despachos y no desde los pueblos. Cualquiera que viva en el medio rural y conviva con el lobo sabe que la mejor gestión no es la total protección», señalan las organizaciones agrarias. El malestar con el Ministerio para la Transición Ecológica es grande, pues consideran que se ha tomado una medida «tendenciosa e ideológica» basada en una falsedad como que el lobo está amenazado en España, cuando no es así.

Además, acusan a la ministra Teresa Ribera y a su equipo de «falta de palabra» pues se comprometieron a negociar el protocolo de gestión de la especie antes de tomar esta medida de incluir al lobo en el LESPRE. Por todo ello piden la dimisión de la ministra de Transición Ecológica.

«El blindaje del lobo es un ataque a la ganadería y a las razas autóctonas de la Península Ibérica. Los ataques al ganado aumentarán. Las pérdidas de la ganadería aumentarán. El despoblamiento aumentará», pronostican los ganaderos. ASAJA, COAG y UPA han apelado a las Comunidades Autónomas con presencia de lobo a que «pongan todos los medios a su alcance, políticos y jurídicos, para proteger a sus ganaderos ante la inseguridad que genera esta medida».

«Seguiremos luchando y haciendo oír nuestra voz», advierten. «No permitiremos que nos condenen a la extinción. Trabajaremos para que en el campo siga habiendo vacas, cabras, ovejas, caballos y demás animales. Y no solamente lobos». Las organizaciones están ya estudiando la convocatoria de movilizaciones de rechazo a esta medida.

Satisfacción ecologista

Bien distinta ha sido la reacción al recibir la noticia el colectivo ecologista Amigos de la Tierra La Rioja, que ha recordado que hace 27 años comenzó a trabajar por la defensa del lobo ibérico en La Rioja en solitario y «hoy ya no se puede cazar» tras su inclusión en el LESPRE (Listado de Especies en Régimen de Protección Especial) «lo que es un avance considerable en la protección de esta especie».

En un comunicado, esta organización ha incidido en que «va a ser sumamente complejo cazar ejemplares de esta especie mediante controles dado que se deben adoptar previamente medidas para evitar los daños al ganado» y afirman que «existen muchas medidas como el empleo de mastines, pastoreo, cercado por la noche… y otras con las cuales se pueden minimizar o reducir los daños a cero».

Inciden en que «es necesario que la administración regional inste al sector ganadero a adoptar medidas para evitar daños» porque para esta organización «no se puede continuar pagando por daños a personas que no adoptan medidas».

También piden que se persiga a los cazadores furtivos «con medidas enérgicas para frenar la caza ilegal del lobo», concluye el comunicado.

Subir