Empresas

Piedra y hierro: así será la nueva sede de Bosonit en Logroño

Es el gran proyecto arquitectónico del próximo lustro en Logroño. Un edificio llamado a transformar el entorno del casco antiguo de la ciudad y a servir de reclamo para el aterrizaje de nuevas compañías en lo que se ha venido a llamar el «polo tecnológico» de la Villanueva.

La empresa riojana Bosonit ha presentado este martes el diseño de su futura sede que -burocracia mediante- será realidad en 2025 para dar cobijo a 600 trabajadores y configurar un nuevo tramo del Camino de Santiago al cruzar el Puente de Piedra. Así será el nuevo edificio, contiguo a la iglesia de Santa María Palacio.

La compañía ha diseñado a través del arquitecto Kengo Kuma (autor del estadio olímpico de Tokio 2020) una sede que combina los espacios de uso público (en sus tres alturas, están presente a lo largo y ancho de la planta) y los espacios de uso corporativo, que comprenden oficinas, una residencia para los trabajadores (dará cobijo a unos 600 de forma permanente), aulas de formación y un espacio polifuncional, cuyas actividades podrán contemplarse desde las cristaleras de la calle Mayor.

Subir