Crisis del Coronavirus

Las muertes por COVID vuelven a las residencias riojanas cinco meses después

Las muertes por COVID vuelven a las residencias riojanas cinco meses después

Los que parecían ser hasta hace escasos días los oasis de la pandemia no han soportado la incidencia del virus que cada día escala posiciones en La Rioja. Las residencias de mayores han notificado este lunes sus primeras dos muertes por COVID-19 cinco meses después, concretamente desde el 22 de febrero, cuando se registró la última víctima mortal en estos centros. Los fallecimientos corresponde a un hombre que perdió la vida este pasado sábado y una mujer, fallecida durante la jornada de ayer.

El pasado 6 de julio se detectó el primer positivo en una persona residente con la pauta completa después de que el 23 de febrero el COVID desapareciera de estos centro de mayores. Desde entonces, el escenario no ha mejorado. El 17 de julio las alarmas saltaban al conocer el brote originado en la residencia ‘La Estrella’ en Logroño y que afectaba a 12 mayores que habían dado positivo en las pruebas diagnósticas.

Seguido llegaba el brote en la residencia Madre de Dios de Haro con varios positivos (sin concretar cifra) por COVID-19 entre sus usuarios. Ambos brotes han dejado un total de 56 contagios en la comunidad que han derivado en cinco ingresos hospitalarios en planta, ninguno grave.

La directora de Dependencia, María Somalo, ya aseguró que «hay que normalizar que el virus puede entrar en las residencias en cualquier momento», destacando, sin embargo, que «las consecuencias no van a ser ni parecidas a las situaciones de las olas anteriores».

Ante este repunte de casos en la residencias riojanas, la Consejería de Salud ya anunció la pasada semana la posibilidad de restringir las visitas a los centros: «Consideramos que hay que poner más énfasis en todas las medidas preventivas cuando se haga la visita a la residencia. Hay un par de asuntos que, en estos momentos, se están revisando y que, probablemente, se acuerden, que pueden tener que ver con que las personas que visiten tengan que tener completa la pauta de vacunación». A pesar de ello, descartó el cierre de los centros de mayores riojanos.

No obstante, será este miércoles tras el Consejo de Gobierno cuando se conozcan si hay una nueva decisión. Aunque la consejera Sara Alba consideró «suficientes» las restricciones actuales en La Rioja para contener el avance del virus, ahora el Gobierno se plantea adoptar nuevas medidas para frenar la pandemia.

Subir