Crisis del Coronavirus

La residencia Madre de Dios de Haro registra su primer brote de COVID-19

Nuevo brote en un centro sociosanitario. La residencia Madre de Dios (Haro) ha informado de varios positivos (sin concretar cifra) por COVID-19 entre sus usuarios. Por primera vez desde que arrancó la pandemia sufre contagios entre sus paredes, donde también se inició el proceso de vacunación en la Rioja.

Tras detectar los positivos, se ha realizado un cribado a todos los residentes y trabajadores para conocer el alcance real del brote. Mientras tanto, se han activado los protocolos habituales para estos casos: aislamiento de los positivos y salidas del centro restringidas. Este martes, las residencias riojanas registran 35 positivos (17 más que ayer) en dos de los 33 centros de la comunidad.

«Es una evidencia que ya tenemos de otras oleadas. También nos sirve para tener presente que debemos normalizar que el virus puede entrar en las residencias en cualquier momento. Tenemos que convivir con él dentro y fuera de las residencias durante el próximo año, pero hay que mandar un mensaje de tranquilidad. El virus puede volver a entrar en las residencias, pero las consecuencias no van a ser ni parecidas a situaciones de las olas anteriores», señalaba recientemente la directora general de Dependencia, María Somalo.

La consejera de Salud del Gobierno de La Rioja, Sara Alba, explicó el pasado lunes que el brote de COVID-19 detectado en la residencia de mayores La Estrella de Logroño afectaba a quince personas, pero la situación está «controlada» porque han «funcionado muy bien los protocolos».

Subir