CARTA AL DIRECTOR

El coche en Logroño, enemigo a batir

En referencia a la, desde mi punto de vista, chapuza de las calles abiertas llenas de rayas (sin libro de instrucciones): me gustaría saber cuántos cientos de plazas de aparcamiento se han eliminado en la ciudad. Unas sin sentido como la ampliación de aceras (que utilizan muy pocos), las de colegios donde la mayoría se amontona en las salidas y las únicas con lógica puntual son las terrazas, ya que sí están sirviendo para que los hosteleros puedan facturar algo.

Lo lógico es que, en cuanto se pueda, se vuelva a las aceras donde quedan protegidas por los coches aparcados, ya que si alguien pierde el control del vehículo por cualquier motivo puede ocurrir una desgracia (parece que algunos a los que estamos pagando el sueldo en el Ayuntamiento pretende dejarlas fijas). Tampoco han pensado en los que utilizan el coche de forma esporádica y su capacidad económica no les permite una plaza de garaje.

En varias calles se deja un solo carril de circulación. Si se paran camiones de basura, ambulancias, personas con movilidad reducida que necesitan ayuda para entrar o salir del coche, si tienen que recoger algo voluminoso en un comercio, etc, en muchos casos es necesario parar dos minutos en doble fila. Se están anulando todas las ventajas de tráfico de una ciudad pequeña y muchos peatones a según que horas y días también somos conductores.

Por ejemplo, Duquesa de la Victoria con un colegio, los padres (y las madres también), en muchos casos llevan a los niños en coche para después desplazarse a trabajar. La calle en la hora de entrada y salida se llena de coches en doble fila.

Los clientes de los pueblos del cinturón de Logroño que se encuentran con estas restricciones de tráfico y aparcamiento en calles que han dejado con un solo carril de circulación lo tienen muy fácil: compran en un centro comercial y no tocan el casco urbano. Consecuencia: comercios que cierran, otros que despiden personal. Eso a los que han convertido la política en una actividad laboral municipal y tienen sueldo cliente y puesto de trabajo asegurado no parece que les preocupe en exceso. ¿Y el Partido Riojano está de acuerdo con esta «maravilla»?

Si transcurrido un tiempo esto resulta cierto, ¿qué responsabilidad real tendrán los que han tomado estas decisiones? Al hilo de todo esto, tengo una duda: sobre este tema nos estamos quejando muchas personas y no nos hacen ningún caso. Solo una lo hizo sobre la sirena de las doce, una tradición de setenta años y se le atendió inmediatamente. Qué curioso.

PD. Está muy claro que lo de que en democracia se escucha al ciudadano, en este caso, es una milonga y mi enhorabuena a la empresa que suministra la pintura.

*Puedes enviar tu ‘Carta al director’ a través del correo electrónico o al WhatsApp 602262881.

Subir