El Rioja

Las heladas de abril dejan un daño medio del 40 por ciento en los viñedos de Rioja

La semana del 13 al 16 de abril puso en vilo al sector vitivinícola ante unas heladas no muy intensas pero que vistieron de hogueras el viñedo de Rioja. A pesar de que el sentimiento general durante aquellos días fue positivo («hemos librado»), la resaca tres semanas después arroja un escenario negativo para algún que otro viticultor.

Agroseguro ha peritado algo más de 5.000 hectáreas en unas 10.600 parcelas distribuidas por toda la superficie que contempla la DOCa Rioja. El resultado deja un daño medio del 40 por ciento para las cosechas de los viticultores de la Denominación y la mayor parte de la tarta se reparte entre Rioja Alta y Rioja Alavesa. En total, las indemnizaciones aproximadas ascienden a 6,2 millones de euros, donde Rioja Alta se lleva 3,1 millones, el peritaje en Rioja Alavesa contabiliza 2,2 millones y las zonas de Navarra afectadas reciben 900.000 euros.

Así, San Vicente de la Sonsierra se lleva el oro con casi el 9 por ciento de las hectáreas afectadas notificadas. La localidad riojalteña acumula casi un centenar de parcelas dañadas que corresponden a un total de 442,44 hectáreas. En esta comarca, le siguen por orden Briñas, Villalba de Rioja, Haro, Briones, Casalarreina, San Asensio, Sajazarra y Cihuri. En total, las heladas han dado con 2.486 hectáreas de viñedo asentado en Rioja Alta.

En la provincia vasca, el frío de aquellos días de abril se ha cobrado 1.851 hectáreas de 5.539 parcelas diferentes (frente a las 4.419 de Rioja Alta). En este caso, Villabuena de Álava es la localidad de la DOCa Rioja que más parcelas ha aportado al registro de Agroseguro: 1.048, aunque en superficie apenas alcanza las 302 hectáreas. En orden de daños, le siguen los municipios de Laguardia, El ciego, Labastida, Navaridas, Leza, Oyón, Baños de Ebro y Elvillar.

Los viñedos de la vecina Navarra inscritos en la Denominación tampoco han escapado de los termómetros bajo cero, registrando un total de 666 hectáreas siniestradas. Las 659 parcelas afectadas se reparten, principalmente, entre Andosilla (aglutina casi el 50 por ciento de la superficie dañada), Bergota, Mendavia, San Adrián y Azagra. En la otra cara de la moneda están Rioja Media y Rioja Oriental, con «incidencias casi testimoniales».

Los 31 peritos de Agroseguro han recorrido las diferentes parcelas de las que se han dado parte desde el pasado 20 de abril destacando viñedos con incluso más del 80 por ciento de la cosecha dañada, sobre todo en zonas como San Vicente de la Sonsierra. «El viticultor de Rioja esperaba menos daño del que se está registrando. Aunque no es una incidencia generalizada, las heladas sí han sido de gran intensidad, dejando muchas zonas con más del 50 por ciento de daño en la cosecha, sobre todo aquellas ubicadas en valles o vaguadas por donde discurren corrientes de aire frío», apunta el director territorial de la zona Norte, Francisco Javier Zarcero.

«Abril es un mes habitual en el riesgo de heladas, pero influye mucho también cómo haya sido marzo, ya que si las temperaturas han sido más calurosas, la brotación viene más temprana y el riesgo ante posibles heladas es mayor. Este año la viña venía muy adelantada mientras que las heladas se han retrasado un poco, por lo que sí ha afectado. Aunque hemos llegado a tener registros de incidencias un 8 de mayo», señala el director territorial.

Subir