Gastronomía

Calahorra, capital de la verdura con permiso de la pandemia

Llegado abril todo el mundo sabe que en Calahorra es tiempo de verduras. Con la incertidumbre de la situación sanitaria, hostelería y Ayuntamiento han decidido ‘tirar adelante’ con la celebración y organizar actos que en la actual coyuntura puedan llevarse a cabo en la ciudad.

Las verduras han sido, desde tiempo inmemorable para la ciudad, un lujo que ha ofrecido riqueza al municipio. Hay que recordar que en el siglo pasado la capital riojabajeña fue centro neurálgico de la industria conservera y que más de cincuenta fábricas trabajaban en Calahorra, convirtiéndose así en la gran despensa del país.

Sin duda alguna hay reyes indiscutibles de los platos de cientos de calagurritanos estos días. Las habitas, los guisantes, las alcachofas y el espárrago (conocido como el oro blanco) son piezas claves para disfrutar de platos exquisitos en cualquiera de los restaurantes y bares de la ciudad.

Los hay en cualquier versión, cocinados con un sin fin de técnicas y presentados en cualquiera de las ofertas gastronómicas: en menús degustación, en pinchos o en platos sueltos. Más de medio centenar de establecimientos ofrecen durante esta semana lo mejor de la huerta calagurritana. En Calahorra son días de probar esas deliciosas verduras cocinadas de una manera diferente a la que habitualmente lo hacían nuestras madres y nuestras abuelas.

Toques de innovación y vanguardia, sabores tradicionales, maridajes que quitan el sentido. verduras con productos del mar, otros con las mejores aves o las más exquisitas piezas de caza.

Creciendo con las jornadas

Y así, con la mejor materia prima, desde hace 25 años, Calahorra se convierte en abril en un escaparate perfecto para su oferta hostelera. Mucho han cambiado las cosas desde aquellas primeras ediciones. «Al principio los pinchos eran una alcachofa con una loncha de jamón, pero poco a poco los cocineros hemos ido innovando y creciendo a la vez que las jornadas», comenta Esteban Alegría de La Comedia.

Su menú de esta semana mezcla a la perfección la huerta calagurritana con los mejores productos del mar. Con su experiencia de 25 años participando en las Jornadas Gastronómicas de la Verdura, Esteban reconoce la evolución que se ha dado en la cocina calagurritana desde que empezó esta fiesta de la verdura que ya se ha convertido en un evento fijo marcado a fuego en el calendario de los calagurritanos.

Desde ‘Ciudad de Calahorra’ sabían ya hace 25 años que había que apostar por las Jornadas de la Verdura y así lo han venido haciendo desde entonces. Siempre implicados, siempre queriendo poner a la verdura calagurritana en un lugar preferente, siempre intentando que sus clientes disfruten de menús diferentes, que rememoran los sabores más tradicionales pero elaborados con técnicas de vanguardia que les permitan ver la verdura de otra forma.

Este año el equipo gastronómico de ‘Ciudad de Calahorra’ propone dos corrientes diferentes; dos formas distintas de probar las deliciosas verduras de la huerta calagurritana.

La primera es a través de su menú en el que se combina a la perfección la tradición con platos más creativos en los que ha puesto un toque especial su nuevo chef, José María Maturana. A feira de rape y pulpo sobre mousse de patatas y calabaza, rabo de toro con habitas… y una completa apuesta por el producto local. La novedad llega de los platos sueltos donde ‘Ciudad de Calahorra’ propone todos esos platos estrella que hacen un recorrido por los 25 años de las jornadas.

«Hemos elegido los que más han gustado estos años pensando un poco en el horario limitado que tenemos, poder pedir un par de platos y disfrutar de otra forma de las jornadas», cuenta Merche Virto que recuerda que este año «más que nunca es preferible hacer reservas».

Los más tradicionales

Otro de los templos de la verdura en Calahorra es casa Mateo. Unas Jornadas de la Verdura en Calahorra no tendrían ningún sentido sin tener la oportunidad de comer uno de los platos más tradicionales de la ciudad: la menestra de Casa Mateo.

Pero la casa de Alfonso y Javier es mucho más que esa deliciosa menestra. Casa Mateo es trabajo, es tradición, ahora también es savia nueva, son verduras exquisitas y además es respeto al producto con un trato exquisito desde que entra por la puerta a primera hora de la mañana hasta que se coloca delante del comensal.

Para dar a conocer todo ésto, desde su establecimiento en la plaza del Raso han confeccionado un menú irresistible; platos que evocan recuerdos de niñez complementados con más de una decenas de milagros gastronómicos que suponen un deleite para los sentidos: alcachofas con foie y salsa de trufa o fritas con salsa romescu, ensalada de yemas de espárragos… Una propuesta digna de degustar que permitirá adentrarse al comensal en la variedad de productos que ofrece la huerta calagurritana y el tratamiento incomparable de una casa en la que la cocina corre por las venas de cada uno de los que la integran.

Para llevar a casa 

Comida para disfrutar en entornos seguros pero también para llevar a casa. Es el caso de Restaural. Manuel Álvarez es uno de esos cocineros para los que las verduras son parte fundamental de su cocina. Desde que hace años lo dejó todo para abrir las puertas de Restaural en su Calahorra natal, no ha dejado de trabajar rodeado del producto estrella de la huerta de la ribera del Ebro, un producto que da mucho trabajo pero que también ofrece unos resultados indescriptibles.

Esta semana Restaural ofrece un menú degustación para disfrutarlo en la tranquilidad de tu hogar. Así, Manuel ha confeccionado un menú delicioso que consta de varios entrantes para compartir y un segundo a elegir y que por un precio irresistible puede permitirte comer las mejores verduras en la comodidad de tu propio domicilio.

Croquetas de ajos frescos, ensalada de la huerta, salteado verde con huevo poché, carrilleras con tempura de verduras o bacalao confitado con crema de purrusalda son los platos que conforman este menú que tiene como broche final un capricho de chocolate delicioso.

O disfrutar en tu propia casa

Además, las fruterías se afanan por hacer llegar la mejor verdura a las casas como lo hacen desde hace años en Mercado de Miguel. “Los dos productos estrella de estos días son especialmente los espárragos y las alcachofas, aunque no hay que olvidar las habas y los guisantes, ni los ajos” explica Miguel recordando que “las jornadas de las verduras siempre son el mejor momento para disfrutar de ellas”.

Tras un año complicado por la pandemia, las cosas han cambiado en la tienda desde hace meses. “Cada vez es más gente la que apuesta por el comercio local y cada vez más gente joven la que viene a este tipo de establecimientos, muchos con tarjetas y ya muchos pagando a través de Bizum”, cuenta. Además ellos lo ponen fácil y es que la mayoría de los productos se pueden comprar ya pelados y preparados para el cocinado.

La última novedad son las cestas de la verdura. Un magnífico regalo para las personas que más queremos. Las hay desde 20 a 200 euros y están siendo un éxito estos días porque además de regalar un detalle, regalamos salud y buena alimentación.

Subir