El Sereno

Los ‘dos’ parques Felipe VI de Logroño

Al igual que cientos de logroñeses, un amable lector ha aprovechado que a principios de mes se abrió al público el parque Felipe VI para conocerlo en primera persona. Y, según le relata al Sereno, la instalación le deja «un sabor agridulce».

«La nueva zona (la loma que se eleva desde Hermanos Hircio hasta la cúpula de la estación) es espectacular, invita a pasear y da gusto pasar el rato en ella», explica. En cambio, «el disgusto llega al pasar la cúpula y descender por el extremo opuesto del parque».

Su desilusión se debe a que «los cristales están llenos de pintadas, los jardines están descuidados y uno de los caminos que da acceso al mirador situado al Este está completamente cubierto por la maleza». «Parece que hace años que no cuidan los jardines, ni siquiera para inaugurar el otro extremo del parque», añade

Pero aún hay más: «Al llegar al mirador parece completamente abandonado. Está lleno de basura, los sistemas de riego están destrozados, hay pintadas en los cristales, la obra parece inacabada y hay y restos de botellones».

«Para colmo, «hay dos vallas de seguridad puestas para proteger una parte del mirador que parece inacabado; es una chapuza y es peligroso, pues una de las vallas está doblada y cualquiera que pase cerca puede engancharse».

Por todo ello, el amable lector concluye su escrito rogando que, «ya que algunos incivilizados parecen no tener ningún interés en cuidar el parque, por favor, al menos lo cuide el Ayuntamiento para evitar que dentro de poco sean los dos extremos los que parezcan abandonados».

*Puedes enviar cualquier ‘denuncia’ o curiosidad para la sección ‘El Sereno de NueveCuatroUno’ a través del correo electrónico o al WhatsApp 602262881.

Subir