Deportes

Carlos Coloma: «Espero tener yo la plaza olímpica para Tokio»

Carlos Coloma prepara ya su camino hacia los Juegos Olímpicos de Tokio 2021, previstos desde el próximo 23 de julio al 8 de agosto. El deportista riojano ha participado en una sesión de Zoom con Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español: «Estoy muy motivado, con muchas ganas. Es verdad que la situación a nivel nacional es muy complicada, pero al menos estamos pudiendo entrenar. A ver si podemos transmitir algo». Aparte de todo eso, hace un curso de inglés y sacándose el curso de patrón.

El deportista ha explicado sus inicios: «Yo compaginaba taekwondo con fútbol y algo de pelota mano. Con 12-13 años empecé a practicar ciclismo de forma continua, y de los trece a los catorce decidí dedicarme a la pelota de forma profesional. A partir de los 15-16 la cosa fue en serio, con 17 años en 1999 debuté en mi primer mundial y conseguí traer dos medallas para España: campeón del mundo de relevos y subcampeón del mundo junior». Una vez ahí, logró su primer contrato profesional. Y de ahí, veintidós mundiales consecutivos sin fallar.

Foto: RFEC

«Desde pequeñito practicaba con la California BH, la típica de saltos y también tenía una de trial: «Se me daba bien hacer obstáculos y en el año 93-94, mi padre empezó a montar en mountain bike, con las primeras que entraron en España y me dijo que si me animaba en verano a competir en Barcelona, en un campeonato de cuatro pruebas infantiles». Su primer resultado fue segundo, ganó las dos siguientes pruebas y la última repitió segundo puesto: «Me llevé la general».

Coloma destaca el sacrificio como valor básico: «Vale para todo en la vida, sea para un trabajo, un estudio, cualquier cosa que vayas a celebrar. Esa disciplina te contagia y te hace la vida mucho más fácil, desde que te levantas tienes unas ambiciones y unos objetivos. La disciplina me la dio mi padre, mi entrenador y el entorno». Y lógicamente, su mejor recuerdo es la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Río 2016: «Fue una semana inolvidable, el mejor día de mi vida con diferencia».

El camino hacia la gloria

A partir de ahí, comenzó una carrera hacia la élite. La primera cita fue en Pekín 2008: «Conviví con Nadal, Gasol, Ronaldinho, los tengo como una gran experiencia». A partir de aquí, su camino fue bastante complicado. En 2012, sufrió una lesión de hombro: «Tuve dos operaciones en menos de medio año y pasé de estar el 9 del ranking mundial al 350 en 2013. Mi único objetivo era llegar a Río. Empecé a subir poco a poco, en 2014 terminé el 20, en 2015 ya volvió a hacer tres top-3 en Copas del Mundo y en 2016 me metí séptimo y primera plaza en la salida de Río».

Foto: RFEC

Más obstáculos coincidieron con esa lesión: «En 2013 el equipo me dejó de pagar y en 2014-15 sobreviví con la ayuda del Gobierno de La Rioja y la ayuda del Comité Olímpico Español». En 2015, fichó por el equipo MMR, presidido por Daniel Alonso: «Yo cuando llegué a la villa, les dije que contarían con mi medalla. Cuando llegué a la meta fue algo emocionante, que todavía, mi mujer había dejado trabajar unos años antes para cuidar de mis niños y mi único objetivo era esa medalla».

«Es mi mejor momento sin duda, la semana entera. El día fue absolutamente inolvidable y todos recordamos la celebración llena de testiculina. ¡Con dos agallas! Eso fue el premio a una trayectoria tremenda, culminado con un presea para España, país para el que tanto ha trabajado desde el ámbito deportivo. Y lo sigue haciendo, ahora con el equipo BH Templo Cafés, radicado en Albelda de Iregua.

El BH Templo Cafés, un proyecto con bases y futuro

Tras la creación del equipo, Coloma cogió la tutela de Rocío del Alba: «Tiene plaza olímpica y recientemente entró en la familia Red Bull. Luego tengo el equipo Co-Factory, donde tengo cuatro sub-23 (Nuria Bosch, Iván Feijoó, David Campos y Jaume Bosch) y diez personas que trabajan en exclusiva para el equipo». El deportista afirma tener el «mejor equipo de España sin duda» y espera arropar a sus compañeros al «1.000 por 1.000».

«Espero tener yo la plaza olímpica para Tokio, pero si vemos que mi nivel no es el más esperado, pues haremos otra cosa. Mi objetivo es que podamos hacer pleno con David Valero y Pablo Rodríguez, que son dos corredores de talla internacional».

Rocío del Alba llega a la línea de meta

Subir