La Rioja

Calahorra logra salvar la canalización romana de la calle Eras

Este jueves ha finalizado con éxito la extracción de la canalización romana de la calle Eras en Calahorra, a pesar de las dificultades que conllevaban los trabajos. El pasado mes de diciembre, el Ayuntamiento tomó la decisión de conservar el canal aparecido durante las obras de la calle Eras. Para ello, se han realizado las gestiones oportunas, modificando el contrato de obras de urbanización de la calle para poder acometer este trabajo.

Se trata de un proceso complejo. La estructura es un canal de desagüe construido con opus caementicum (hormigón romano), cuyo tamaño impedía su extracción en un solo bloque. Por ello, se ha contado con una empresa especializada en cantería y restauración de piedra que dispone de los conocimientos y las herramientas adecuadas para la realización de los cortes de la pieza a extraer.

Además se han realizado excavaciones adicionales alrededor del canal para profundizar la cota y facilitar su manipulación, lo que ha permitido localizar una estructura de muros bajo el canal, que será catalogada.

Durante la mañana de ayer se procedió a realizar varios cortes con herramientas específicas para el corte de piedra, y fueron extraídas dos partes del canal, que ya se encuentran en el parque municipal de servicios. Para la realización de los cortes se han aprovechado algunas fisuras ya existentes en la estructura. La previsión es que hoy se complete la extracción de todo el canal.

Hoy era el momento de extraer las piezas más complicadas  ya que se trataban de las de mayor tamaño y peso y que han salido sin ningún tipo de daño. Eso sí, a futuro será necesario consolidar y restaurar la pieza completa para su exposición.

Desde el momento en el que se tomó la decisión de urbanización de la calle Eras, el Ayuntamiento de Calahorra era consciente de que se iba a tener que enfrentar a dificultades y a la posibilidad de que aparecieran restos arqueológicos. Aunque el interés del Ayuntamiento es poder terminar la obra lo antes posible para la comodidad de los vecinos, «entendemos que para la ciudad es importante consolidar el patrimonio arqueológico y somos conscientes de que los vecinos de la calle entenderán los retrasos en el plazo previsto de entrega de las obras que esto supone», han explicado.

Subir