UD Logroñés

La enfermería preocupa: cinco lesiones musculares y malas sensaciones para Pacheco

El Logroñés suma nuevamente nombres en el listado de la puerta de la enfermería. A falta de comunicados oficiales por parte del club que arrojen algo de luz sobre el estado físico de los futbolistas, el recuento de hombres caídos en los últimos días cuenta con Errasti, Clemente, Zelu, Paulino, Gorka y Pacheco. Los cinco primeros con lesiones musculares mientras que el último terminó con molestias el partido frente al Mallorca tras una dura entrada del ghanés Iddrisu Baba.

En el apartado de buenas noticias, el regreso de Iñaki a una convocatoria después de dos meses en el dique seco. Su última aparición como blanquirrojo se remonta al 20 de diciembre de 2020 contra el Málaga en La Rosaleda. Sin embargo, el lateral calagurritano no salto al césped de Las Gaunas este sábado. «Ha salido de una lesión importante y lleva mucho tiempo parado. También ha sido la primera semana que ha entrenado con el grupo y no ha entrenado total sino parcial», ha explicado en rueda de prensa Sergio Rodríguez.

El entrenador ha reconocido que el cuerpo técnico manejaba varias opciones. «Hemos tenido dudas sobre si hacerle jugar o no porque podía suponer un riesgo. El hecho de estar en la convocatoria quiere decir que está disponible, pero hay situaciones en las que quieres tomar riesgos y otras en las que no». Por motivos obvios, el encuentro frente al Mallorca (0-1) era de las que no.

Sobre la larga lista de jugadores en la enfermería, Sergio Rodríguez ha confesado sentirse «preocupado» porque el Logroñés acumula cinco lesiones musculares en una sola semana. «Tenemos que analizar un poco todo. A veces las lesiones no son culpa de nadie». Paulino se cayó de la convocatoria el mismo sábado porque tuvo una sensación mala y el cuerpo técnico no quiso arriesgar. Este domingo le hacen pruebas para ver el alcance de la lesión.

«Gorka tiene pinta de que se ha roto y veremos a ver también Pacheco porque ha acabado con una mala acción», indicaba el entrenador riojano al término del choque en Las Gaunas. «No estamos teniendo suerte en ese sentido, aunque intentamos controlar todo. Cuando vienes de una semana con dos lesiones musculares, te replanteas las cosas y piensas en qué puede ser. A veces no encuentras la explicación y esta semana habíamos bajado la carga de trabajo».

«Cierta preocupación tenemos, aunque también tenemos una plantilla larga. Si no están unos, estarán otros», finalizaba Sergio Rodríguez la comparecencia. El Logroñés se enfrentará al Albacete el próximo sábado (20,30 horas) en el Carlos Belmonte, rival directo de la zona baja. Primera final de la zona caliente tras perder el colchón de puntos que mantenían con vida a los blanquirrojos.

El Logroñés marcha en decimosexta posición (30 puntos), seguido de Cartagena y Zaragoza. El descenso lo marca el Sabadell (27 puntos) junto a Alcorcón y Castellón. El Albacete es colista con 25 puntos en su casillero.

Subir