El Sereno

«No es un jardín de plástico, sino un balcón de flores para honrar a un joven fallecido»

Los que algunos han denominado «jardín de plástico» en el monte Cantabria tiene su porqué. Hace unos días, un lector trasladaba al Sereno de NueveCuatroUno el mal estado en el que se encontraba la zona «llena de plantas artificiales y garrafas de agua. ¿Para qué?».

A raíz de la noticia, otra lectora ha confirmado al Sereno que desde hace un tiempo, «subimos todos los días caminando al Monte Cantabria y todos los días coincidimos con una señora que camina cargada con una garrafa de agua de 5 litros». Este hecho se repetía diariamente así que «decidimos preguntar».

El hijo de la señora murió hace un tiempo y «ese lugar era uno de sus sitios preferidos, así que ella le preparó un balcón de flores como si fuera un altar para él. Sube todos los días a regarlas y a recordar a su hijo. No ha dejado de hacerlo ni un solo día desde que murió. Hay muchas flores de plástico que, a primera vista pueden parecer basura y restos, pero ni mucho menos». Además, en los últimos meses también ha plantado flores de jardín como narcisos, iris, margaritas, adelfas…

El que haya botellas de plástico también tiene su explicación: «Las ha colocado estratégicamente al borde de la ladera para que cuando llueva entre el agua y pueda después regar. Es muy duro subir con tanto peso».

Esta lectora denuncia que «es cierto que hay zonas del monte que son una vergüenza, como la de la viña, porque suben por las noches coches para hacer merendolas y botellones y dejan todo tirado. Eso sí es basura y no el balcón de flores».

*Puedes enviar cualquier ‘denuncia’ o curiosidad para la sección ‘El Sereno de NueveCuatroUno’ a través del correo electrónico o al WhatsApp 602262881.

Subir