CARTA AL DIRECTOR

«No hay bemoles»

Esta tercera ola ya se veía venir desde lejos y no porque se haya convertido en un muro, dada la ascensión que tiene, sino porque desde el comienzo de la pandemia la política ha estado bandeando este tema tan sagrado. Al comienzo el Gobierno lideró el confinamiento total. Las críticas de las comunidades autónomas no afines al mismo criticaban y protestaban por esto, por aquello y más allá, en vez de unir criterios para combatir este espanto de una vez. Hubiera sido conveniente la unión de todos los partidos.

La desescalada la llevaron las 17 comunidades como buenos españoles, 17 criterios con o sin acierto. Tras ello vino un periodo de relativa baja incidencia durante el verano, hecho que produjo que bastantes personas, -muchas-, creyeran que el COVID-19 ya se había extinguido. Vino la segunda ola en otoño, sin reponerse ni los sanitarios ni los servicios.

Y llegó Navidad. Pero no se prohibió o suspendió como había sucedido con todas las fiestas desde marzo a lo largo del año. No se dijo que solamente cenaran y comieran los que lo hacían todos los días. No hubo bemoles. No los hubo para decir que si había que celebrar la Navidad en agosto, pues todos en bañador, como Sudamérica las celebra por su latitud. No se puede querer salvar la campaña de Navidad dando recomendaciones en lugar de órdenes y que la pandemia no se resienta.

Así, ni la economía funciona ni el virus se extingue. Hay que tener bemoles y decantarse por una opción u otra. Las dos juntas, ya se ve que se hunden. Ninguna se beneficia. Y el agotamiento en ambos campos está siendo asfixiante. Las personas están tristes, irascibles, cansadas y hastiadas al hablar. Esa es otra… Vendrá la ola de la Salud Mental, de la que apenas se habla porque no es rentable políticamente, cuando es la primera causa de muerte no natural y dobla los muertos por accidente de tráfico.

Es difícil este tema. No me gustaría estar en ningún puesto de mando de ningún color. Pero lo de la Navidad, se veía venir de muy lejos, pero… no hubo bemoles.

*Puedes enviar tu ‘Carta al director’ a través del correo electrónico o al WhatsApp 602262881.

Subir