La Rioja

La Rioja finaliza la vacunación de los dos primeros grupos «prioritarios»

La consejera de Salud, Salud Alba, ha recordado este jueves que el Gobierno de La Rioja ha tenido que adoptar nuevas medidas «de máximos», dentro del escenario que permite el actual Estado de Alarma, ante la «peor situación tanto epidemiológica como en presión hospitalaria».

Alba ha realizado en el Parlamento de La Rioja un análisis de la situación de la pandemia en la región, siendo ésta de «extrema gravedad». Según la consejera y portavoz, con la llegada de la tercera ola se han cumplido las peores previsiones. «El COVID puede poner a la sanidad riojana al borde del colapso y en peligro la salud de todos los riojanos a corto, medio y largo plazo».

Por ello, Alba ha apelado a la «unidad» y a la «responsabilidad política» ante una situación que ha calificado de «extrema gravedad, crítica y dramática». Un ejemplo de ello es la presión en el Hospital San Pedro. «Si seguimos con estos datos, podríamos llegar a tener sesenta ingresados por COVID y veinte por otras patologías en las UCI. Es decir, ochenta UCI que a día de hoy no tenemos».

La responsable de Salud ha detallado que el complejo hospitalario podría llegar a contar con ellas, pero el precio será muy alto para todos los riojanos. «Habría que cerrar progresivamente quirófanos cuando hasta el momento solo se han dejado de programar algunas intervenciones no urgentes», ha añadido.

Alba ha asegurado que estamos ante un escenario de transmisión comunitaria y preocupa la incidencia que esta tercera ola pueda tener en el personal sanitario. Y para muestra, tres brotes detectados en los hospitales riojanos. «De reducidas dimensiones y ya perimetrados porque los protocolos han funcionado bien». La situación ha llevado al Gobierno a adoptar nuevas medidas en lo relativo a las visitas a los centros hospitalarios, reduciéndolas a un acompañante.

La consejera de Salud también se ha referido al plan de vacunación, que cuenta con 117 profesionales dedicados en exclusiva. «Es dinámico y está en constante revisión para adaptarse a cualquier situación. Además, está sustentado sobre una reserva estratégica aproximada del cincuenta por ciento de dosis recibidas».

En La Rioja ya se ha vacunado al cien por cien de los dos primeros grupos de población definidos como prioritarios (usuarios y personal de residencias de mayores y discapacidad y sanitarios de primera línea). Junto con el resto del personal sanitario y sociosanitario y los grandes dependientes no institucionalizados, serán vacunados en su conjunto durante el primer trimestre del año.

La consejera de Salud ha concluido su intervención diciendo que habrá semanas duras y apuesta porque las nuevas medidas, «por muy contundentes que sean», serán la herramienta más efectiva para contener la pandemia.

Subir