UD Logroñés

El Zaragoza doblega al Logroñés para salir del descenso

Dejamos atrás el 2020 pensando que no nos quedaban emociones fuertes por vivir, ascenso del Logroñés incluido, y entramos en el 2021 con un guión que promete no aburrir. El primer día del año amanecimos con el coche de un director general del Gobierno empotrado contra un árbol, el día 2 llegó la nieve a La Rioja y hasta la irrupción de Filomena hemos tenido la visita de los Reyes Magos y un intento de golpe de Estado en el Capitolio. Entre tanto, hemos cogido ritmo con la vacunación del COVID-19 y hemos sabido que Kim Kardashian y Kanye West se van a divorciar.

Está loco este mundo en el que cada vez menos cosas tienen explicación para nuestro modesto entender. Por ejemplo, que en pleno «cambio climático» nos llegue la mayor ola de frío y la mayor nevada de la historia o que Siddiki sea titular en La Romareda. No ha salido este viernes el plan del técnico Sergio Rodríguez al ‘revolucionar’ el once con el extremo marroquí y Roni en punta, dejando en el banquillo al colombiano Leo Ruiz y el polaco Mateus Bogusz. Diezmados los blanquirrojos en defensa por las bajas de Iñaki y Clemente, la zaga ha tenido más agujeros que de costumbre y en la parcela ofensiva sólo ha contado con la baza de Paulino.

Sin seguridad atrás y sin pegada arriba por parte de los visitantes, el Zaragoza ha aprovechado el poco peligro que ha creado sobre la portería de Dani Giménez para endosar un 2-0 al Logroñés que le saque momentáneamente de los puestos de descenso. El primer gol, un jarro de agua fría cuando el equipo riojano comenzaba a adueñarse totalmente del esférico y se mostraba incisivo con el descaro de Paulino. Ha salvado en primera instancia el guardameta un testarazo de Juanjo Narváez, pero en el córner siguiente ha provocado un discutido penalti al lanzarse como si no hubiera mañana sobre Alejandro Francés (le derriba cuando ya ha disparado).

Ha sido Juanjo Narváez quien ha transformado la pena máxíma (1-0), condenando al Logroñés sin saberlo a un largo sufrimiento sobre el césped de La Romareda. A partir de ese momento, el Zaragoza ha dosificado sus fuerzas lo suficiente para llegar con vida al descanso e inquietar a su rival con tímidos ataques. Sin descomponerse en defensa y sin volverse muy locos a la contra, el equipo maño ha dejado pasar los minutos sabiéndose por delante en el marcador. Y así hasta que ha llegado el segundo tanto para certificar la victoria.

No ha acertado Sergio Rodríguez con la alineación. No ha acertado tampoco con los cambios. El profesor también comete errores. Es humano. Los genios también tienen derecho a equivocarse. Pese a las sustituciones en el descanso de Petcoff (Siddiki) y Unai Medina (Jaime Sierra contaba con amarilla), la escuadra blanquirroja ha continuado sin la mordiente necesaria para hincarle el diente al Zaragoza y con las mismas dudas atrás. En el minuto 54, Bermejo ha repetido la misma receta de la primera mitad.

Cuando mejor estaba el Logroñés y dominaba la pelota, jarro de agua fría para calmar las aspiraciones riojanas. Esta vez, ya del todo. Una rápida combinación a la espalda de Álex Pérez y un centro al corazón del área al que no llega Andoni han sido suficientes. Disparo mordido y para dentro. 2-0. Primera derrota del 2021 para el conjunto de Sergio Rodríguez, cuyo planteamiento ha sucumbido entre el frío y la nieve aragonesa. Casi sobre la bocina, un gol de Andy ha sido anulado por fuera de juego de Rubén Martínez con la mano en el arranque de la acción (suyo era el pase). No era el día. Ni siquiera para protestar al árbitro.

Subir