Deportes

Caer y levantarse: el ejemplo de superación de Manuela Paniego

Manuela Paniego (Ezcaray, 22 de octubre de 2002), defensa del Milenio Panthers logroñés (Liga Iberdrola de hockey hielo femenino), ha sido la primera ganadora del Premio Superación, que concede la Federación Española de Deportes de Hielo como recompensa a su lucha frente a las lesiones.

Durante la pasada temporada, antes de acudir al Cinco Naciones en Escocia, la ‘pelaire’ tuvo que ser operada de la clavícula. Tras una recuperación muy rápida, la riojana acudió al Campeonato del Mundo IIB con la selección española sub-18 (quinta categoría internacional), superando así a México, Nueva Zelanda y Turquía.

El pasado sábado, el Milenio se enfrentó en Lobete al Txuri Urdin donostiarra (derrota 1-5) y antes de iniciar el partido, se le entregó el galardón a una emocionada deportista. Paniego, de familia ilustre (su tío es el chef Francis Paniego, con tres estrellas Michelin), recibió el mayor número de votos a través de las redes sociales. «Estoy muy contenta, fue muy primera lesión y no había estado nunca lesionada, me sentía muy ‘off’ y fue difícil. Me empezó a mencionar gente y yo pensaba, no creo que salga… ¡cuando salió, no me lo creía! Además ha tenido repercusión nacional en mi deporte», ha declarado a NueveCuatroUno.

Una resonancia que no se produce a nivel social: «No estamos muy reconocidas, a la gente le dices que juego en Primera División y te dicen: ¿cómo? ¡no puede ser! Algunos ni nos conocen, no saben que jugamos aquí, hasta ahora el fútbol siempre es más conocido». Sea como sea, ellas siguen con el ‘stick’ en la élite: «Nosotras aquí estamos siempre, el club es joven, poco a poco vamos mejorando. Cada día vamos más chicas y animo a todas a probarlo». En una tierra sin demasiada tradición de los deportes de hielo, la semilla va germinando y los resultados están por llegar.

A pesar de todo, las de Lobete son sextas (una victoria y cinco derrotas) de las ocho participantes que componen la liga. Tratarán de mantenerse entre las mejores, pese a las limitaciones: la pista de hielo en Logroño solamente funciona durante una parte del año, es compartida con otras disciplinas (patinaje y curling) y la pandemia actual también complica las cosas: «Ahora con el coronavirus hay menos gente porque no saben si se puede venir, si se pagan entradas, algunos no saben ni que jugamos aquí, pero poco a poco viene gente».

«Cada día nos quitan más horas, también necesitan hielo las de patinaje y el curling, pero cada día entrenamos menos, que si la cuarentena, que si a las diez en casa y bueno, pues es complicado», termina Paniego. Una historia más de éxito en la Primera Villa Turística de La Rioja, una de las ‘capitales’ de la pelota y la gastronomía en la Comunidad de La Rioja. Y ahora, protagonista de una aventura de superación en la máxima categoría del hockey femenino.

Partido entre el Milenio Panthers y el CHH Txuri Urdin,  en Lobete

Subir