Sucesos

Ocho de los radicales detenidos en Logroño siguen bajo custodia policial

Los trece detenidos por los graves disturbios del fin de semana en Logroño ya han prestado declaración ante la Policía Nacional, si bien aún no han pasado a disposición judicial. Según la información a la que ha tenido acceso NueveCuatroUno, los cinco menores de edad implicados en las asonadas han sido puestos en libertad, a la espera de ser llamados a declarar ante el juez de menores.

En cambio, los otro ocho arrestados siguen bajo custodia policial y está previsto que pasen a disposición judicial entre este martes y el miércoles, tras haber pasado tres noches en los calabozos. La Policía, en cambio, no da por cerradas sus pesquisas sobre lo ocurrido en la capital riojana y sigue analizando al detalle toda la información relativa a las revueltas: tanto a nivel de testimonios como en las múltiples grabaciones que han recopilado los agentes de la Brigada de Información.

Cabe recordar que en la noche del sábado las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado detuvieron en Logroño a siete personas de entre 15 y 24 años (todos ellos, de nacionalidad española y residentes en la capital riojana) como presuntos autores de los delitos de desorden público, daños y robo con fuerza.

Horas más tarde, la Delegación del Gobierno informaba de la detención de otro participante más en los disturbios, con la previsión de que se produjeran más durante las próximas horas, conforme prosperasen las pesquisas de los agentes.

Los disturbios ocurridos en la noche del domingo se saldaron con cinco detenciones más: chicos de entre 16 y 23 años (tres de nacionalidad extranjera y dos españoles) todos residentes en Logroño, así como un chico de 13 años y, por tanto, en edad inimputable.

Declaración por videoconferencia

La Delegación del Gobierno en La Rioja ha confirmado este martes que los primeros ocho detenidos por los disturbios declararán ante el Juzgado de Instrucción número 2 de Logroño a partir de las 17 horas.

Debido a la situación epidemiológica, los arrestados no acudirán presencialmente al Palacio de Justicia, sino que prestarán declaración judicial por videoconferencia.

Subir