Agricultura

«El pimiento riojano nunca ha estado tan demandado como este año»

Queda menos de un mes para poner fin a una nueva campaña del recolección del pimiento najerano, pero la calidad del fruto que se está cogiendo es «extrema», «buenísima», con una planta menos frutosa que permite que el pimiento absorba más.

Será por eso que este año no dan abasto con las ventas. «El pimiento nunca ha estado tan demandado como ahora, es increíble», destaca el presidente de la Indicación Geográfica Protegida Pimiento Riojano, Jesús Martínez. Y es que las solicitudes de sus clientes les superan, incluso han tenido que rechazar ofertas de nuevos públicos. «Ahora no podemos abrir nuevos horizontes porque no sabemos ni si vamos a tener suficiente producto para los clientes actuales».

Martínez achaca esta «excelente» situación del mercado a los cambios en las tendencias de consumo de la ciudadanía: «Cada año vendemos todo lo que producimos, pero es que lo que ha sucedido a causa de la pandemia es que el consumidor ha cambiado su lista de la compra y ahora quiere un buen producto aunque tenga que pagar más por él, además de que se muestra más concienciado con el pequeño comercio».

Pero hay más factores. El mercado vecino del País Vasco (de donde proceden la mayoría de demandantes del pimiento riojano) no pasa por sus mejores momentos después de que las enfermedades hayan destrozado las plantas que en su mayor parte cultivan productores de Navarra. «Nosotros hemos sabido adelantarnos a esas incidencias porque ya veíamos cómo se estaba comportando la viña este año, así que más vale prevenir que curar».

Martínez apunta que, ante esa «brutal demanda», se vieron instados a incrementar su superficie de producción casi el doble debido a las fuertes ventas de pimiento en fresco: «Solo hemos podido crecer en un cincuenta por ciento más y aún así no damos abasto. Realmente, nos ha beneficiado la situación en Navarra y si quisiera podría quitarme de encima todo el producto en quince o veinte días, pero tengo que mantener a los clientes».

La realidad ha dado un vuelco con las previsiones previas al comienzo de la campaña, donde se respiraba «miedo» entre los trabajadores «por si el confinamiento llegaba antes de tiempo, ya que este es un producto muy perecedero y delicado». Pero se ha superado la temporada sin contabilizar ningún positivo por COVID entre la plantilla, «a pleno rendimiento y superando todas las expectativas porque nuestra intención es seguir creciendo con una mano de obra profesional».

Subir