Crisis del Coronavirus

Paniego, sobre el confinamiento: «La hostelería puede ser la solución»

Las fronteras de La Rioja se cerrarán durante quince días a partir de la próxima madrugada para tratar de contener el avance del coronavirus. El Gobierno, de nuevo, ha tenido que decidir buscando el difícil equilibrio entre la salud y la economía, optando finalmente por mantener abierta la hostelería pero anticipando su cierre a las 21 horas.

Una de las voces más autorizadas en el sector es, sin duda, la de Francis Paniego, con tres estrellas Michelin en sus chaquetilla. El chef riojano más laureado se ha tomado un tiempo prudencial para valorar las nuevas medidas y en la mañana de este jueves ha compartido su análisis a través de las redes sociales.

«El teléfono no ha parado de sonar durante toda la mañana y las cancelaciones han ido llegando sin parar desde que la noticia ha trascendido», asegura Paniego, que exclama: «Qué impotencia, qué tristeza y qué desamparo».

Asumida la nueva regulación, «tratas de reponerte, hay que hablar con tus asesores para tomar decisiones. La única estrategia posible es intentar limitar al máximo el daño que esta situación va a causarnos y, como dije la pasada semana, prepararnos para soportar el invierno».

Las decisiones adoptadas por el chef ezcarayense no son sino el cierrre del hotel y el restaurante El Cuartito, para mantener abiertos «de momento» sus dos buques insignia: Echaurren Tradición y El Portal de Echaurren. Eso sí, «de miércoles a domingo y solo en servicio de mediodía». Así, explica Paniego, «reducimos mucho nuestra estructura y esperamos que estas medidas sean suficientes para poder resistir, pero evidentemente podrán llegar más cierres si el resultado no es el esperado».

«Lo que debe primar es la salud»

El cocinero recalca que «entiendo perfectamente que la situación sanitaria de nuestra comunidad es terrible y que lo que debe primar ente todo es la salud«, si bien «no puedo dejar de hacerme varias preguntas» en relación a las medidas adoptadas por las Administraciones.

Así, recuerda que «el cierre del ocio nocturno se decretó a mediados de agosto; han pasado dos meses desde que se aplicará esta drástica medida, pero los casos d COVID-19 no han parado d crecer, entonces ¿qué sentido tiene seguir implementando medidas de este tipo que se están demostrando inservibles?». Una pregunta que acompaña de «otra, o más bien un deseo: visto lo visto, ¿nadie se atreve a ser innovador y creativo de verdad para pensar que la hostelería, esa que hace la cosas bien, puede ser la solución y no el problema?».

Francis Paniego valora que «no hay Administracion que pueda soportar durante el tiempo que vaya a durar la pandemia el pago d ERTE, porque tarde o temprano el dinero se acabará. ¿No es mejor que trabajemos y contribuyamos con nuestros impuestos al sostenimiento del sistema?», se pregunta, augurando que «no tardaremos en ver situaciones de auténtica desesperación que nos pesarán enormemente a todos, porque estoy seguro de que se podían haber evitado».

«Estando abiertos evitaremos un ocio descontrolado en entornos privados, ya que esta está siendo la principal causa de contagio, que perfectamente podría controlarse con la colaboración de una hosteleria segura y responsable», concluye, reclamando que «todas las Administraciones entiendan que la hostelería que es responsable y que hace las cosas bien puede ser su mejor aliado para dar una respuesta ordenada y efectiva a esta pandemia».

Subir