Crisis del Coronavirus

Sara Alba: «Solicitaremos el estado de alarma si fuera necesario»

La consejera de Salud, Sara Alba, ha recibido este miércoles seis preguntas en el Pleno del Parlamento para detallar la situación de la pandemia de COVID-19 en La Rioja. Una de Ciudadanos y cinco del PP.

– Pablo Baena (Ciudadanos). ¿Cómo valora la situación epidemiológica de La Rioja ante el alarmante incremento de todos los indicadores de evolución de la pandemia?

– Desde el Gobierno valoramos que los indicadores son muy duros, pero contamos con una experiencia previa que nos permite dar las respuestas que sean necesarias para afrontarlos y resolverlos.

La situación epidemiológica es grave. Todos lo sabemos, pero ahora tenemos respuestas que hace unos meses no teníamos y con estas claves lo estamos afrontando. La experiencia anterior, durísima par atodos, nos ha permtido trabajar con planes de contigencia y estrategias a corto, medio y largo plazo. El mejor ejemplo son las UCI. Heredamos una estructura en el Hospital San Pedro con 17 camas que hubiera colapsado, pero ahora tenemos 32 camas en servicio. Una ampliación que hicimos entre las dos oleadas y que es de las mejores decisiones que hemos tomado como Gobierno porque ha venido para quedarse. Una amplicación escalable y planificada porque en el caso de Urgencias nos permite ampliar hasta 54 camas UCI. El Hospital San Pedro goza de mejor salud ahora que hace unos meses.

La situación es grave. Lo puedo decir tantas veces como sea necesario, pero hemos tomado las medidas necesarias para salir de la UCI epidemiológica, contener su evolución y luego disminuirla. Quizás hemos podido hacer algunas cosas mejor, pero también deben ser conscientes de la grave dificultad de tomar decisiones de calado como cerrar empresas, colegios o municipios. Requieren reflexión y profundo análisis. La crisis del COVID-19 es multinivel, no sólo sanitaria, y requiere decisiones armonizadas que se producen en un escenario donde ninguno de los que aquí estamos habíamos estado antes.

– Jesús Ángel Garrido (PP). ¿Cuál es el escenario epidemiológico previsto por el Gobierno de La Rioja para solicitar la aplicación del estado de alarma?

– En estos momentos, el Gobierno de La Rioja no contempla, porque no lo necesita, la solicitud del estado de alarma. Si fuera necesario, no dude ni un instante en que lo solicitaremos.

El Gobierno solicitará el estado de alarma si no puede reconocer los focos ni seguir los brotes y, a su vez, sujetar el sistema asistencial. Ahora lo estamos haciendo y no han llegado a la situación extrema. Antes de valorar esta solicitud se analizarían recomendaciones y medidas que ya hemos adoptado porque dan su fruto. No lo dan en tiempo real porque a lo mejor no hemos entendido que desde que se produce la infección hasta que cortamos la cadena de contagio pasan periodos de siete o catorce días. Nos gustaría que fuera más rápido, pero el virus tiene otra velocidad. Además, esto requiere que las medidas del Gobierno sean aplicadas en tiempo y forma y que la totalidad de la población actúe de forma responsable.

– María Martín (PP). ¿No cree que la Consejería de Salud debería haber adoptado medidas con anterioridad a las recomendaciones de los alcaldes de Calahorra, Aldeanueva de Ebro y Rincón de Soto, quienes solicitaron el «autoconfinamiento» de sus vecinos?

– El Gobierno y la Consejería toman las decisiones con el mayor dinamismo en función de los datos y la situación en cada momento.

Los alcaldes estaban informados en tiempo y forma cuando se ha producido una incidencia que requería la interlocución. He de agradecer el talante de los alcaldes porque no es fácil afrontar esta situación y he hablado en persona con ellos. Lo hacemos buscando soluciones, haciendo propuestas o sólo escuchándonos y ayudándonos ante un problema común. La cogobernanza que el PP nunca práctico es la única fórmula para salir de la pandemia.

El 15 de septiembre mantuvimos un encuentro con los alcaldes de municipios de más de 5.000 habitantes y una semana después con los de más de 2.000. En paralelo, multitud de reuniones para analizar la situación en todos los municipios.

Las medidas obedecen a la situación de cada momento y esto cambia. Es difícil de comprender, pero deben ser proporcionales en intensidad y en duración. Las medidas inferiores serían ineficaces, pero también si no se alargan tanto en el tiempo. Y medidas superiores podrían contravenir el estado de derecho. Es difícil encontrar el punto de equilibrio de cuándo y hasta dónde.

– María Martín (PP). ¿Le parece razonable a la consejera de Salud que, dos meses después de su inauguración, las Urgencias de la Fundación Hospital de Calahorra continúen sin el equipamiento necesario como denuncia el Comité de Empresa?

– Las Urgencias tuvieron el equipamiento necesario porque si no, no estarían atendiendo de forma sobresaliente como lo están haciendo. La ampliación está plenamente operativa y duplica la superficie útil del Servicio de Urgencias, moderniza el servicio hospitalario (1.800 atenciones al mes) y el número de boxes pasa de once a veinte, cuatro de ellos de observación. Las consultas pasan de dos a cinco y se han adaptado a las medidas de los pacientes, incluido un doble circuito asistencial como nos exige ahora el COVID-19. Todo se ha hecho en sintonía con los profesionales a propuesta de las mejoras que nos iban proponiendo. Siempre que se pueda, mejoraremos el servicio con más recursos.

– Carlos Cuevas (PP). ¿Le parecen razonables a la consejera de Salud las críticas por el nombramiento del nuevo subdirector general de coordinación sociosanitaria y cuidados, Rubén Vinagre?

– No nos lo parece. No han dejado que el nuevo subdirector comience su trabajo para valorarlo. El anterior subdirector del ramo, poniendo en valor su profesión, hizo un enfoque centrado en la Enfermería. Estábamos en septiembre, no había pandemia y había un escenario totalmente distinto. Era un criterio respetable que ha dado sus frutos. Hace pocas semanas, en la segunda oleada, el anterior subdirector nos trasladaba que, por motivos personales, no seguía con fuerzas para continuar. Los que estamos dentro conocemos el desgaste personal que supone gestionar esta pandemia y desde fuera no lo saben ni de lejos. Sólo se entiende si se vive desde dentro.

Tras la renuncia del subdirector (Jorge Mínguez), hemos creído que ahora la subdirección debe tener un enfoque diferente y por eso hemos apostado por el cambio: transversal con más contacto con otros sectores. La realidad actual es lo que nos exige y por eso hemos apostado por un perfil todoterreno, que conozca de primera mano lidiar con la gestión de la pandemia in situ. Una visión global y de conjunto. Da igual que sea periodista o ingeniero de montes. Lo importante es la capacidad de las personas.

– Carlos Cuevas (PP). El sindicato CCOO ha calificado como un fracaso los resultados del «Acuerdo de Primaria» firmado el pasado 23 de mayo porque no se están consiguiendo los siguientes objetivos: 1) Asegurar que los Centros de Salud permaneciesen abiertos en horario vespertino 2) Asegurar que cada paciente dispusiera del tiempo de consulta necesario 3) La dotación de los recursos humanos necesarios. ¿Coincide la consejera de Salud con esta valoración?

– No coincido con el planteamiento que hace el PP sobre la Atención Primaria. Ni ahora ni antes de la pandemia porque nunca han trabajado por ella. Me llama la atención que el PP se agarre a un comunicado sindical para tener una postura propia, ya que han tenido responsabilidad propia para dejarla como la han dejado.

En el peor de los casos, ¿por qué no aplicaron las medidas? Nunca afrontaron los cambios estructurales y primaron una visión clientelar de la atención primaria: si eres alcalde de los nuestros, tienes atención primaria. El plan del PP consistía en tirar de la lista de alcaldes para organizar el servicio. Este planteamiento ni siquiera ha funcionado entre los suyos porque no funcionó para nadie y fue incapaz de llegar a un acuerdo como el del pasado mes de mayo.

Han pasado 120 días desde la firma del acuerdo. Todos éramos conscientes de seguir llegando a más acuerdos, que es la diferencia entre ustedes y nosotros. Es sólo un pequeño paso más de la reforma estructural que necesita Atención Primaria. No siempre podemos tomar las mejores decisiones porque la pandemia nos exige tomar la decisión menos mala.

Subir