La Rioja

El macroproyecto de Manzanos Wines en Haro, pendiente de aprobación

Bodegas Manzanos ha presentado este miércoles el proyecto definitivo del ‘Manzanos Wine Park’ de Haro, que implica una inversión de 15 millones de euros y transformará el casco antiguo de la capital riojalteña, al tener que salvar siete alturas. Uno de los elementos más significativos del complejo es la instalación de un tobogán para que los visitantes desciendan de las dependencias más elevadas a las inferiores.

La directora general adjunta de la bodega ha señalado que la compañía «sigue a la espera de la aprobación del Gobierno de La Rioja que, tras tres años, aún no ha llegado». Laura Mateo subraya que «ahora más que nunca debemos hacer una apuesta decidida por aquello que genera valor a nuestra región, y el enoturismo de calidad es, sin duda, una de sus principales ofertas para atraer visitantes».

La compañía ha detallado que el proyecto -previsto para el periodo 2022-2025) se desarrollará en dos fases y que la presentada este miércoles se ajusta al complejo enoturístico, el Wine Bar y la ampliación de las centenarias Bodegas Berceo, «lo que resultará en la creación de 50 empleos entre directos e indirectos».

En la segunda fase se abordará la construcción del hotel, que tal y como adelantó Manzanos Wines en noviembre de 2018, contará con un restaurante de un reputado cocinero de renombre nacional, una terraza con magníficas vistas de Haro, un hotel de superlujo con tres suits, un spa, un solarium, un wine bar, un «tiovivo del vino», una prensa neumática, una bodega…

«Ya no es sólo la bodega y el viñedo sino el enoturismo: queremos ser algo único que no hagan los demás», explicó entonces el director de relaciones públicas de la firma, propietaria de una decena de bodegas en Rioja Alta, Navarra y Rioja Baja, quien también anunció uno de los platos fuertes para el proyecto jarrero: el Porsche Studio para «vivir experiencias con rutas Porsche». «Vienes, te das una vuelta con un Porsche y disfrutas», indicó.

Subir