Deportes

Velasco: «Quien no nos crea, que se pase al San Pedro a ver cómo está la novia del jugador»

Foto: BM Logroño | Juanjo Acobi

El BM Logroño ha aplazado su visita liguera a Valladolid por cuestiones sanitarias. El coronavirus ha irrumpido de lleno en la entidad franjivina. Lo ha explicado su entrenador, Miguel Ángel Velasco, en Radio Rioja (Cadena SER). Cuatro jugadores del equipo se encuentran actualmente aislados por un contacto directo con un positivo: «Es la novia de un jugador, que está ingresada en el San Pedro desde este jueves por la tarde. No podía respirar y tiene neumonía en un pulmón. Habrá que esperar a las pruebas, pero lo normal es que su novio dé positivo. Otros dos jugadores estuvieron con ellos y son contactos directos, y otro se levantó con síntomas».

«Tiene menos de 30 años y las está pasando putillas», continúa el entrenador, en referencia a la pareja de un jugador franjivino afectada por la pandemia. En ese sentido, el equipo ha suspendido los entrenamientos y hará PCR a toda la plantilla. Ante la falta de un protocolo claro y directrices en ASOBAL, la entidad hará caso al Gobierno de La Rioja en caso de positivo: «Si sale un positivo dentro de un grupo, nos tenemos que aislar todos en casa por prevención. No somos especiales y nos tenemos que meter en casa, aislarnos o suspender los entrenamientos, no juntarnos y ser muy precavidos».

Este jueves, el club anunció la petición de aplazamiento y recibió algunas críticas en las redes sociales. Visiblemente dolido, el técnico ha lanzado un duro mensaje a los que dudan de la veracidad de estos hechos: «Que se pasen por el San Pedro y vean cómo se encuentra la novia de uno de nuestros jugadores». No fue así por parte del club vallisoletano, que creyó en todo momento a los riojanos: «Hablé con su entrenador (David Pisonero) y me dijo que por un puto partido no la íbamos a liar». Segundo aislamiento para los logroñeses, que ya pasaron diez días en casa por un falso positivo en el Sinfín.

Velasco también ha sido contundente con respecto a su deporte: «Hay que preguntarse por qué no salen positivos en la mayoría de equipos. Haciendo test chinos rápidos no salen positivos, nosotros hacemos PCR, quiero dejarlo claro porque estamos ya un poco cansados de todo esto; parece que solo nos pasen esas cosas a nosotros». Para ilustrar su punto de vista, ha hecho referencia a un comunicado del Zarautz, donde sus jugadores indican que no son profesionales, ya es la segunda vez que guardan cuarentena y si sigue así, lo más probable es que no jueguen; porque no se pueden permitir estar metidos diez o quince días en casa, ellos y sus familias. «No puede ser».

Burbujas frente a realidad

Por otro lado, cree que la sociedad está muy confundida con el tema del fútbol: «Ellos no se relacionaban con nadie y así han conseguido sacar la competición. El resto no nos podemos permitir eso: hacemos una PCR un lunes para jugar un miércoles, o un miércoles para jugar un sábado. Los jugadores se van con su familia, los jóvenes a la universidad». A pesar de que el BM Logroño sí que es profesional, su liga no es considerada como tal: «Pensábamos que la PCR era la salvación del deporte, pero no es así. Hablé con Juan Carlos Pastor (entrenador Pick Szeged), ellos tenían un positivo y ya tienen cuatro o cinco».

«En el momento en que entra, el virus hace de las suyas en un vestuario», continúa. En ese sentido, vuelve a incidir en la dificultad de conciliar horarios y deporte y deja una reflexión final: «¿Por qué no somos capaces de parar el virus? A lo mejor esto es un ejemplo». Solo queda esperar, pero el horizonte pinta sombrío.

Subir