Deportes

Velasco: «La Asobal no tenía que haber empezado esta semana»

Foto: BM Logroño

El BM Logroño debuta en ASOBAL frente a Nava en el Palacio de los Deportes (miércoles, 20:45 horas). Tras un verano lleno de obstáculos (un falso positivo, una cuarentena, un conflicto abierto entre la Federación y la ASOBAL) regresa la competición liguera.

Miguel Ángel Velasco, técnico franjivino, ha pasado por los micrófonos de SER Deportivos en Radio Rioja Cadena SER y no ha podido ser más claro respecto a sus impresiones: «No tenía que haber empezado la liga esta semana, ya que no ha salido el protocolo del CSD». Sin normas generales y con una postura diferente en cada autonomía, se pone en marcha la élite del balonmano español.

El entrenador agradece la vuelta de la competición, pero denota un cierto pesimismo con la situación: «Estamos con la mosca detrás de la oreja, las cosas cada vez están peor y a ver hasta dónde llega. Somos conscientes de que va a ser muy difícil jugar 34 jornadas. Si dan positivo jugadores o técnicos, vemos muy difícil meter esos aplazamientos en el calendario durante todo el año». Un curso especialmente denso, con Mundial en enero, Juegos Olímpicos y equipos que participan en competiciones europeas: «Teníamos que haber jugado en dos grupos (24-26 jornadas) y dejar margen para posibles aplazamientos. No nos podemos permitir no acabar».

En ese sentido, pide más implicación de las autoridades (CSD, Federación y ASOBAL) y alerta sobre la situación que viven los clubes: «Nosotros estamos a la espera de saber los PCR, Nava las serológicas. No sabemos si dentro de dos o cuatro horas, cuando nos den los resultados, qué pasará si hay un positivo». El entrenador discrepa sobre la diversidad de criterios autonómicos: «En Cangas, la Xunta pide a Cangas y al Bidasoa PCRs previos 72 horas antes. En cada sitio es una cosa, parece que estamos en 18 países diferentes. Esto es un caos y desde marzo, tiempo han tenido».

FOTO: Juanjo Acobi

Precisamente, un positivo que finalmente no fue en el Sinfín forzó al Logroño a guardar diez días de cuarentena: «Lo llevamos muy mal y encima cuando te enteras que es falso, pues peor. Lo pasé peor con mi familia y mis niños, encerrados en casa con el calor que hacía, viendo a otros niños jugar en el parque o en la piscina. Los jugadores en casa sin entrenar, sin poder salir o estar en la piscina». Una rémora por la que el club solamente ha podido disputar un amistoso: «Vamos a acusar este parón durante las primeras jornadas de competición».

Poner al deporte en el centro

Velasco pide a sus jugadores que se olviden de todo y se centren en el juego: «Empieza la liga, vamos a dejar atrás si público o no, las 34 jornadas, los dos grupos y centrarse en el deporte». Al menos, contarán con afición (500 espectadores finalmente y no los 566 anunciados). El balance no es bueno en varios aspectos, tal y como explica Velasco: la media de público suele ser de 1200-1500 y solo irán 500, los patrocinadores pierden visibilidad, hay menos subbenciones y menos dinero. Consciente de las necesidades de su club, pide rigor económico en un año que va a ser complicado.

«Nosotros hacemos las cosas bien, si hubieramos vendido 1.000 abonos ahora tendríamos un problemón, porque 500 se quedarían fuera. En nuestro pabellón hay dos asientos vacíos y uno ocupado, más otra parte cerrada; en otros lados son una completa y una vacía, en cada sitio es una cosa», termina. Si normalmente el inicio de una temporada suele ser motivo de alegría, esta vez queda claro que el sentimiento reinante es el de la preocupación.

Subir