Deportes

El BM Logroño ultima su debut en la ASOBAL más insólita de su historia

Foto: BM Logroño

El BM Logroño comienza este miércoles frente al Nava (miércoles, 20:45) la temporada más rara de su historia. Entrenados por Miguel Ángel Velasco y con un bloque con muchos cambios, los franjivinos quieren volver a clasificarse para las competiciones europeas. No es un objetivo como tal, pero los jugadores y el cuerpo técnico ya han transmitido que el Viejo Continente sí es una ilusión. Tras una década de participación en competiciones continentales, el club decidió renunciar para preservar su viabilidad económica.

El verano ha sido especialmente atípico, con una cuarentena, un conflicto Federación – ASOBAL, un solo amistoso disputado y muchos cambios en la plantilla. Gianluca Dapiran, Lazar Kukic, Sergey Hernández, Imanol Garciandia, Kusan y Patrik Ligetvari han sido bajas. A cambio, han llegado jóvenes valores como Sikosek, Rangel Luan, Oswaldo Maestro, Delcio Pina, Agustín Casado, Mario Dorado y Antonio Serradilla. Por último, los siguientes jugadores continúan: Jorge Pérez, Miguel Sánchez – Migallón, Erik Balenciaga, Ernesto Goñi, Gabriel Ceretta, Tomás Moreira, Eduardo Ortiz, Eduardo Cadarso, David Cadarso, Hackbarth y Javier Romeo.

FOTO: Juanjo Acobi

El COVID-19 no cambiará una máxima: el Barcelona se encuentra a años luz de todos los demás contrincantes. El Bidasoa de Gurutz Aguinagalde tiene una buena posición para hacerse con la ‘liga de los mortales’, con refuerzos interesantes como Julen Aginagalde, Sierra o Bonnano. Sin embargo, el abanico de candidatos se abre de forma importante. El Ademar de León (incorporaciones como Semedo, Gostovic, Piechoski), Cuenca, el propio Logroño, Huesca, Benidorm o incluso posibles ‘outsiders’ como Cuenca o Puente Genil. Mucha competencia en el campeonato ‘humano’, ya que los culés son unos auténticos extraterrestres de la competición.

A partir de ahí, toca afrontar una temporada difícil a nivel económico. La incidencia del coronavirus y la no competencia en Europa podrían mermar las ayudas publico-privadas. Es una época difícil para spónsors o patrocinadores, que tendrán más difícil aportar su granito de arena en épocas de ‘vacas flacas’. Tocarán épocas (todavía más) duras para el balonmano español, sumido en una grave crisis que se ha llevado por delante incluso a gigantes como el Atlético de Madrid y el Ciudad Real, finiquitando la competencia por el entorchado nacional, que irá para Cataluña casi por descontado.

FOTO: Juanjo Acobi

La intención de la entidad es construir un bloque con proyección, con jugadores jóvenes que puedan aportar desparpajo y crecer deportivamente en Logroño hasta que buscar mayores retos fuera de La Rioja. Esa ha sido la tradición del club en los últimos años. Sea como sea, los hinchas franjivinos tienen altas posibilidades de entrar al Palacio más de medio año después. Con mascarilla, distancia social y cuidado escrupuloso de la higiene. Así será la nueva realidad hasta que el COVID-19 se controle; y en el deporte no puede ser de otra manera.

Subir