Cultura y Sociedad

Javier Peña: «La arquitectura y el diseño mejoran el día a día de la gente»

A una semana de la celebración de la sexta edición del festival Concéntrico, NueveCuatroUno charla con su director: Javier Peña en el Colegio Oficial Arquitectos de La Rioja. El certamen aúna arquitectura, diseño y arte, busca hacer reflexionar a la ciudad de Logroño sobre sus espacios comunes y la convivencia en estos mediante diferentes obras efímeras en sus calles, que en este año destacarán por su gran dimensión.

Artistas internacionales y nacionales trabajan con materiales riojanos, buscando dar un impulso a lo propio y adaptándose a la situación de esta ‘nueva normalidad’. «Visitar la ciudad de una forma libre y autónoma con tu núcleo familiar creo que va a a permitirnos pensar más allá de lo inmediato», augura Peña. «La cultura es al final lo que nos lleva unos pasos más allá».

«Va a ser una edición muy singular, una vez las obras salgan a la calle creo que las personas no van a poder no verlas, va a haber una cautivación», promete el arquitecto ante la coyuntura actual. Así, del 3 al 6 de septiembre la capital riojana aunará diferentes construcciones de distintos lugares del globo.

– En la primera edición se contó con cinco espacios para acoger las obras. Este año con catorce. ¿Cuál es el objetivo del festival y cómo logra reinventarse?

– Quizá empezamos de una manera muy osada saliendo a la calle, un espacio de mediación muy poco frecuentado por los contenidos culturales o con un formato más estándar. Lo que nosotros proponíamos era poner en el centro la propia ciudad, el espacio público, el espacio privado, las diferentes capas que conforman el espacio urbano y que su función principal es generar la convivencia entre las personas.

Nosotros queríamos llevar esa convivencia a una evolución, a generar nuevas formas de convivir, de relacionarnos. El espacio público como es de todos y de nadie se le ve a veces con poco cariño y queríamos introducir ese factor emocional a los espacios para que las personas volviéramos a encontrarnos con ellos, pero con un significado, intentamos fomentar espacios de memoria, de reflexión.

Obra de Concéntrico en 2019

– Cuando enseñaron el programa de Concéntrico 06, Concha Andreu puso en valor que, cada vez que veía una de sus obras, no podía evitar pararse, pasear más despacio, disfrutar más de la ciudad, ¿se han planteado que alguna obra efímera pase a ser permanente?

– Siempre ha sido un posible planteamiento, pero queremos que nos lo pidan. Para hacer un proyecto paralelo o una evolución estaríamos encantados.

– ¿Qué potencial tiene Logroño en esta redefinición del espacio público?

– Yo creo que Logroño tiene en una zona muy concentrada mucha variedad de tipos de espacios y espacios con cierta calidad. Lo rico del proyecto es que permite afrontar diferentes tipos de espacios: tenemos un río Ebro próximo, un centro histórico en el que la ciudad moderna está muy cercana y se deja contaminar…

Tenemos diferentes espacios que permiten redescubrir y adentrarnos de una manera más variada que si fuera una ciudad más estándar o rígida, donde no tendríamos esa facilidad y ductilidad.

– ¿Es fácil hacer llegar a la ciudadanía esa reflexión, ese lado crítico de la arquitectura y el diseño, de entender el espacio público como un espacio común?

– Creo que sí, uno de los objetivos principales era poner los términos arquitectura y diseño a la proximidad de la gente, en vez de entenderlas como prácticas de colegios profesionales. Que vieran que son prácticas que mejoran el día a día de la gente, porque hablan de cosas que nos preocupan y transforman los espacios de convivencia. Entendemos que este proyecto da las herramientas para entender mejor la escala del lugar, cómo entra la luz o cómo se puede usar.

Obra en construcción para Concéntrico 06

– Precisamente este año hay dos obras que buscan reivindicar Logroño como un espacio para todas y todos. Por ejemplo, ‘Estatua ecuestre’ de Iza Rutkowska en el Espolón, que intenta hacer reflexionar sobre el modelo de masculinidad de estatuas como el Espartero o sobre la posesión del poder.

– Me gusta encontrar autores que permitan hacer evolucionar el proyecto y me pareció un momento muy importante para invitar a Iza Rutkowska, quizá otro de los temas que tocamos es este aspecto más político que puede conllevar la arquitectura en espacios públicos.

Tuvimos la suerte de que Rutkowska ya estaba trabajando sobre la estatua del Espartero. En noviembre de 2019 vino a Logroño, antes de que en mayo hubiera toda esa revolución en Estados Unidos con la reivindicación de las estatuas, no es algo oportunista.

Ella tiene una visión muy feminista sobre el diseño y es algo que queríamos tocar. ¿Cómo se representa la historia en la ciudad? ¿Qué figuras son las elegidas y cómo se representan? Quizás el Espartero se pueda mostrar de muchas formas, pero se le ha representado sobre un caballo, con pose de autoridad y lo que intenta ella con su ‘Estatua ecuestre’ es rediseñar un caballo y ponerlo al pie del monumento y, así, dar una visión más cercana y no colocar a nadie encima suyo invitando a los propios niños a escalar y ser los nuevos Esparteros, a hacerles imaginar que el poder no está representado en nadie, que todos podemos alcanzar una cuota.

Obra de Concéntrico en 2019

– ‘Fiesta’ de Attila Kim y Bogdan Ciocodeica representa la diversidad racial de Logroño, justo delante del Parlamento, símbolo de representación de la ciudadanía

– Kim y Ciocodeica querían crear una mesa de convivencia y mostrar el tejido comunitario de Logroño. Estudiaron el censo de Logroño de 2020 y vieron que el porcentaje mayor de inmigrantes eran de Rumanía, luego boliviano, marroquí, colombiano… Cogieron algo tan representativo de esos países como son las banderas y han creado un manto con sus colores inspirados en las almazuelas, tradicionales en La Rioja.

-Tras varios meses de confinamiento en casa, ¿que tiene que entender cómo novedad el ciudadano en esta definición del espacio público?

– Además de la conciencia del espacio, del metro y medio, a entender que los espacios abiertos son espacios más sanos en los que podemos encontrarnos de forma más protegida, ahora todo mejor si se hace más aire.

– ¿En qué punto se encuentra el urbanismo, la cultura, el arte y el diseño en esta ‘nueva normalidad’?

– Nosotros nos hemos sentido muy necesarios para poder dar una cierta capacidad de imaginación en este momento, pero tomando las medidas de seguridad requeridas, por ejemplo este año las visitas guiadas se harán en grupos de diez personas con registro previo, el año pasado eran de doscientas. No puedes dejar tu mente volar si no te sientes cómodo y nosotros siempre hemos considerado que la cultura es un espacio de comodidad y es mas necesaria que nunca en este momento.

Subir