La Rioja

Concha Andreu: «Espero que Ocón siga siendo durante muchos años mi secretario general»

Lunes de agosto. Vacaciones, aislados por contactos con positivos por COVID-19, convocatoria urgente… sea lo que sea, lo cierto es que la presidenta del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu, sólo ha recibido dos preguntas por parte de la prensa en la comparecencia en la que ha anunciado la mayor crisis de su Ejecutivo al cumplir un año en el poder. Las salidas de los consejeros Francisco Ocón y Ana Santos ponen fin, se supone, a un terremoto político que llevaba fraguándose varios meses. Ni siquiera la pandemia de COVID-19 ha podido frenarlo y hacer que en el Palacete remaran todos en la misma dirección.

En menos de un mes, Andreu ha cesado a cuatro de sus nueve consejeros. Entre ellos, el secretario general del PSOE en La Rioja y portavoz de los socialistas en el Parlamento. Casi nada. Choque de trenes en la bicefalia que hasta ahora imperaba en el puño y la rosa de la región. ¿Explicaciones en directo pedidas por parte de los periodistas? Prácticamente ninguna. Dos preguntas que la presidenta ha solventado con aire triunfal. Y a otra cosa. Por suerte, nada más acabar su comparecencia, la presidenta ha atendido a la periodista Ana Castellanos en los micrófonos de Radio Rioja. Y ahí sí, más explicaciones sobre una situación que escapa a la lógica de la ciudadanía.

Concha Andreu huye de la confrontación política con sus compañeros de partido y argumenta que la pandemia ha cambiado el escenario de manera radical. «Hace 365 días teníamos unos proyectos, unos planes y un equipo estupendo para sacarlo adelante. Hoy, las personas continuamos siendo las mismas, pero el escenario ha cambiado completamente y no perdonarían que este Gobierno, los responsables de Consejerías o de cualquier cargo, no nos supiéramos adaptar a los nuevos tiempos. Por lo tanto, vamos a tomar este cambio como un adaptarse a los nuevos tiempos».

Preguntada una y otra vez por las deterioradas relaciones que mantiene con Ocón, la presidenta no se ha salido del guión defendiendo sus cambios en el Ejecutivo como una respuesta coordinada al COVID-19, la situación sanitaria y el inicio del curso escolar. «La relación es continua. Esta mañana hablaba con el secretario general y con la exconsejera Ana Santos. Afortunadamente, la lealtad y el respeto que han mostrado tanto Paco Ocón como Ana Santos es admirable». La guerra política por el momento no sale a la luz pública en sus declaraciones. Hablan los hechos.

«De Ana Santos diré que le agradezco infinito el trabajo tan enorme que ha hecho ella y todo su equipo sin descanso. Se lo he dicho personalmente y lo digo ahora públicamente. Del secretario general, mi secretario general, que es mi secretario general y espero que siga siendo durante muchos años mi secretario general. Y sigamos los dos apoyando sin fisuras y sin límites este gobierno progresista y de izquierdas. Que me siga apoyando y yo le siga apoyando: partido, secretario general, gobierno… para cumplir ese acuerdo de gobierno que nos trajo hasta aquí. Aquí estamos porque hay cosas que cumplir y vamos a estar juntos en esta tarea», ha añadido.

¿Entenderán los militante del PSOE estos cambios? «Es difícil que nadie entienda todos los cambios que están ocurriendo desde Galicia hasta Andalucía, desde el Ministerio a Asturias. En todos los gobiernos. En momentos de tensión se producen cambios. Eso no es excusa, pero es una realidad. ¿Los pueden entender? Yo creo que sí. No obstante, estoy a disposición de explicárselo a todo el mundo. A todos los afiliados, por supuesto, pero también a todos los riojanos y riojanas».

Una cosa sí tiene clara Concha Andreu. Hay que seguir gobernando. «El objetivo es sacar de la mejor manera posible del atolladero de la pandemia a esta comunidad. Tenemos mucho potencial y muchas cosas que hacer. Los riojanos y riojanas no entenderían que nos despistáramos en nada que no sea gobernar para proteger sanitariamente a todos y para, además, que no se nos paralice la actividad económica porque entonces es cuando ya no veremos la luz. Vamos a estar concentrados todo el gobierno en esta tarea y el grupo parlamentario estoy completamente segura de que también. Tenemos que reforzar la colaboración del gobierno con el grupo parlamentario y el PSOE, con el que siempre he estado al lado y con el que sin él yo no estaría aquí».

La reestructuración y los nuevos presupuestos

Y como la crisis es de dimensiones desconocidas, una pregunta flota en el aire. ¿Apoyará el PSOE en el Parlamento los presupuestos de su propio gobierno? Un solo voto en contra de un diputado enfurecido, junto al apoyo de IU y Podemos, podría decantar la balanza. «Claro que sí. No se puede pensar otra cosa», ha respondido contundente la presidenta. «Ya tenemos planteadas las decisiones de todas las consejerías y tenemos que trabajar con Izquierda Unida, con Henar Moreno, priorizando todas las medidas que nos comprometimos a poner adelante. Tenemos toda una legislatura por delante para cumplir el pacto, pero ya llevamos un año y hemos cumplido mucho más de lo que teníamos previsto. No obstante, el contacto con Izquierda Unida y con Raquel Romero, que también forma parte del gobierno, va a ser continuo. Hay que intentar sacarlo con el objetivo, insisto, de facilitar la vida de las personas en La Rioja y que la situación sanitaria esté reforzada y la económica, principalmente».

Y más asuntos internos del PSOE. El próximo año hay primarias para decidir la secretaría general en la región. ¿Se presentará Concha Andreu para disputarle el puesto a Francisco Ocón? La jefa del Ejecutivo ha esquivado la pregunta. Ahora mismo lo único que me preocupa es lo que va a pasar mañana. La situación de los enfermos que están en la UCI, de los enfermos que están ingresados y cómo vamos a superar estos picos de pandemia que estamos sufriendo. Lo único que me interesa es esto y, además, toda la actividad económica que se ha visto ralentizada. No tengo ningún otro interés. Ninguno».

Subir