El Rioja

Rioja planea nuevos horizontes de actuación para los próximos cinco años

El inusual año que ha acompañado al sector vitivinícola desde la llegada del COVID-19 ha puesto en alerta al Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada Rioja. Las investigaciones no cesan y Rioja ya se plantea su futuro. «Toca definir qué es lo que quiere ser, qué imagen quiere dar y qué retos se plantea de cara a los próximos años», apunta desde el órgano el director general técnico, Pablo Franco.

El Consejo Regulador amasa un nuevo plan estratégico para los próximos cinco años con el fin de determinar los nuevos horizontes que Rioja quiere abordar: «Se trata de delimitar las líneas estratégicas y las actuaciones a llevar a cabo en base a un análisis estratégico de los puntos principales».

Una actuación que todavía está en debate y de la que el director técnico general no ha querido adelantar más detalles, pero que «supone la base del trabajo que se va a llevar a cabo en los próximos años tanto en materia técnica, de marketing, de defensa de marca, difusión, en trabajos en sostenibilidad, diferenciación de viñedos».

Un plan que sitúa a Rioja en un nuevo desafío pero con los cimientos de contar con «un equipo de investigadores, viticultores y bodegas profesionales que portan un gran nivel de conocimiento y experiencia en el sector que es de admirar», resalta Franco. «Esta unión es la clave para desarrollar un buen producto de una forma positiva y más adaptada a los cambios que se avecinan, porque todos los trabajos que vayan encaminados a la diferenciación en viñedo van a ser positivos «, añade.

Subir