Deportes

La RFEF se cuela en el vestuario de la UD Logroñés a cinco días de la final

De las características de la ‘nueva normalidad’ que peor llevan los aficionados de la Unión Deportiva Logroñés es la imposibilidad de acercarse su equipo de cara a la gran final por el ascenso del próximo sábado. «¿Cómo están de forma?», «¿hay algún lesionado?», ¿cómo andan de puntería los delanteros».

Las dudas están más que justificadas. El equipo riojana prepara con riguroso celo el encuentro de La Rosaleda y hace días levantó un ‘telón de acero’ informativo para evitar la filtración de pistas al enemigo. El equipo se ejercita a puerta cerrada y el Mundial 82 es un fortín con el propósito de sorprender al Castellón en la gran final.

En cambio, este lunes hemos podido ver de cerca la evolución del conjunto blanquirrojo, gracias a un vídeo editado por la Real Federación Española de Fútbol desde las entrañas del vestuario con tres protagonistas: el ‘abuelo’ de la categoría, César Caneda; el ‘riojano ilustre’, Iñaki; y el patrón del barco, Sergio Rodríguez.

«El año pasado tuvimos un recibimiento muy emocionante, aun sabiendo que teníamos una eliminatoria complicada. Este año tenemos otra oportunidad para intentarlo de nuevo y somos conscientes de que es totalmente diferente», explica Caneda, que pone el foco en que «lo táctico y lo anímico va a ser fundamental y también hace falta ese pelín de suerte para que la pelotita quiera entrar» y lograr el ascenso.

Al veterano central, además, las cámaras le acompañan para intentar revelar el secreto de su eterna juventud. En cambio, a sus 42 años, el defensa es muy claro: «No hay secretos. Todo el mundo sabe que la alimentación, el descanso y la prevención de lesiones son fundamentales». Y no puede evitar pensar en un ascenso como «una bonita guinda» a su temporada: «Sería una satisfacción impresionante, por lo colectivo y por poder demostrarme a mí mismo que puedo llegar a Segunda».

La repercusión de un ascenso

Para despejar las dudas de la afición, Iñaki transmite optimismo en sus palabras: «Llegamos en muy buenas condiciones, tanto físicas como mentales. Estamos muy animados y con muchas ganas de hacer algo importante», afirma.

Y por último, sin salirse del discurso que ha defendido desde que aterrizó en el banquillo de Las Gaunas, Sergio Rodríguez destaca el impacto social que tendría en La Rioja una plaza en Segunda División. El entrenador subraya que «la región necesita estar en el fútbol profesional y nosotros vamos a luchar para que la gente de nuestra tierra se sienta orgullosa y poder conseguir el objetivo». «Llevamos muchos años con ganas de jugar una final para ascender y la motivación es muy grande», asegura el entrenador riojano.

Subir